Lecciones y comentarios de la Escuela Sabática_Abril-Junio 2018: Preparación para el tiempo del fin
La puntualidad es respetar el tiempo de los demás y además tu palabra te da credibilidad  
  PRINCIPAL_Inicio_Lecciones de escuela sabática y comentarios por Delfino Jarquín L
  02_Lecciones de escuela sabática en audio y diálogo bíblico comentarios de las lecciones del segundo trimestre: abril-junio de 2018 "Preparación para el tiempo del fin"
  02_Comentarios y Libro complementario de las lecciones de escuela sabática abril-junio de 2018_PREPARACIÓN PARA EL TIEMPO DEL FIN
  TELEVISION en linea-ESPERANZA TV-100% adventista-2018
  Radio_Sol_en vivo_adventista del septimo dia_Puerto Rico-2016 actualizado
  HIMNARIO ADVENTISTA COMPLETO EN VIDEO-POWER POINT-LETRA Y CANTADO
  613 Pistas del himnario adventista nuevo de 2009
  VIDEOS DEL HIMARIO ADVENTISTA_POWER POINT_musica y letra_01 al 399 y de 500 al 507
  MI CORITERO 2009_50 coritos adventistas en Word
  Comentarios de las lecciones de las lecciones de escuela sabática cuarto trimestre octubre-diciembre de 2014_La Espístola de Santiago_en videos you tube _Asociación Metropolitana México DF
  01_Audio de las lecciones de la escuela sabática primer trimestre_enero-marzo de 2017_actualizacion cada semana
  01_Lecciones de la Escuela Sabática_alumno y maestro_Primer Trimestre:enero-marzo de 2017
  El DISCIPULADO CRISTIANO comentarios D. Jarquín L.(Material auxiliar para las lecciones de esc sab 2008_puedes 1trim de 2014)
  Libro_El conflicto de los siglos_E. G. White_audio
  28 creencias fundamentales de los adventistas en Power Point
  04_Lecciones de escuela sábatica_Cuarto Trimestre_octubre-diciembre de 2013_EL SANTUARIO
  03_Revival and Reformation_Quarter 3, 2013
  02 Guia de estudio de la Biblia_Abril-Junio 2013_"Buscad a JEHOVÁ, y vivid"
  Himnario adventista_videos_500 al 507
  Lecciones de escuela sabática_Primer trimestre_ Enero_Marzo 2013_Los orígenes
  Lecciones de escuela sabática_Cuarto trimestre de 2012_Crecer en Cristo
  1 Libro complementario para la escuela sabática_primer trimestre de 2012_Fulgores de Dios
  Lecciones de escuela sabatica_Terce trimestre de 2012_1 y 2 Tesalonicenses
  Lecciones para la escuela sabática_segundo trimestre de 2012_Evangelismo y Testificación
  La Biblia hablada
  Lecciones para la escuela sabática_primer trimestre de 2012_Vislumbres de nuestro Dios
  Temas de AUTOESTIMA-SUPERACION PERSONAL y reflexiones para la vida para el siglo XXI_por Delfino J.
  28 CREENCIAS FUNDAMENTALES DE LOS ADVENTISTAS
  Audio 527 pistas para cantar con el Himnario Adventista en midi
  527 pistas para cantar con el Himnario Adventista en midi
  Audio_47 pistas de coritos adventistas en midi
  VIDEOS_MARIACHI MISIONEROS DEL REY
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA PARA ADULTOS en audio con textos biblicos_primer trimestre de 2011_Jesus lloro_La Biblia y las emociones humanas
  LIBRO COMPLEMENTARIO 4 _Cuarto trimestre de 2010_Personajes secundarios del Antiguo Testamento
  Lecciones del cuarto trimestre de 2011 en ingles
  COMENTARIOS Y LECCIONES DE ESCUELA SABATICA ANTERIORES
  4 LIBRO COMPLEMENTARIO_cuarto trimestre de 2011_GALATAS
  LECCIONES PARA LA ESCUELA SABATICA_cuarto trimestre de 2011_El evangelio en Galatas
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Tercer trimestre de 2010_La redención en Romanos
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Tercer trimestre de 2010_La redención en Romanos_con textos bíblicos
  3 LIBRO COMPLEMENTARIO_LA ADORACIÓN EN EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS
  Comentario Biblico Adventista_La Epístola del Apóstol San Pablo a los ROMANOS_Material auxiliar para el Estudio de las Lecciones de Escuela Sabàtica_Tercer Trimestre de 2010_"LA REDENCIÒN EN ROMANOS"
  LIBRO 01_COMPLEMENTARIO_Primer Trimestre de 2011_Jesús lloró_La Biblia y las emociones humanas
  LIBRO_3_COMPLEMENTARIO_TERCER_TRIMESTRE_DE_2010_LA REDENCION EN ROMANOS
  Radio_Internet_Full Adventistas Radio
  Contador de visitas
  Libro de visitantes
  Contacto
  Mi Tweeter
  Enlaces inmediatos para estudiar las lecciones de escuela sabática
  ENLACES a otros sitios de ESCUELA SABATICA
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos_PRIMER TRIMESTRE DE 2011_Jesus lloro_La Biblia y las emociones humanas
  2 LIBRO COMPLEMENTARIO_ Vestidos de gracia_ De hojas de higuera a un manto de justicia
  Videos coritos adventistas para tu grupo pequeño para tu pc
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Cuarto trimestre de 2010_PERSONAJES SECUNDARIOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO
  Lecturas de la Biblia
  LECCIONES PARA LA ESCUELA SABATICA_TERCER TRIMESTRE DE 2011_LA ADORACION_CON TEXTOS BIBLICOS
  LIBRO_2_COMPLEMENTARIO_SEGUNDO_TRIMESTRE_DE_2010_SALUD Y SANIDAD_Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día
  LIBRO_1_COMPLEMENTARIO_PRIMER_TRIMESTRE_ DE 2010_EL FRUTO DEL ESPÍRITU_Richard W. O'Ffill
  LIBRO COMPLEMENTARIO_Tercer trimestre de 2009_Amadas y llenas de amor_Las epístolas de Juan
  LIBRO _COMPLEMENTARIO_Cuarto Trimestre de 2009_Una naciòn en marcha_El libro de Números_ROY GANE
  => Capítulo 1_Una nación bajo la dirección de Dios_Números 1-4
  => Capitulo 2_Un pueblo santo
  => Capitulo 3_El servicio de Dios_Numeros 7_8
  => Capítulo 4_La preparación para la mudanza
  => Capitulo 5_Retos en el camino
  => Capitulo 6_Arrebatar la derrota de las garras de la victoria
  => Capitulo 7_Crisis por el liderazgo
  => Capitulo_8_Cómo arrogárselas ante el peligro y la muerte
  => Capítulo 9_Éxitos y fracasos
  => Capitulo 10_Armas_de destrucción masiva
  => Capitulo 11_ARMAS DE DISTRACCIÓN MASIVA
  => Capitulo 12_La _Segunda generación: Amonestaciones
  => Capitulo 13_Una_mirada hacia el pasado y otra hacia el futuro
  Comentarios de las Lecciones de Escuela Sabática_Segundo trimestre 2009_Caminar la vida cristiana-Delfino Jarquín L.
  LIBRO COMPLEMENTARIO_Segundo trimestre 2009-Caminar la vida Cristiana
  LIBRO COMPLEMENTARIO-Primer trimestre 2009
  LA EXPIACION Y LA CRUZ DE CRISTO-4o. trimestre de 2008-por Delfino Jarquín
  "AGENTES DE ESPERANZA:LOS GRANDES MISIONEROS DE DIOS" 3o. trimestre 2008 por Delfino Jarquín
  "JESÚS ES MARAVILLOSO" Comentario por Delfino Jarquín
  El fuego refinador
  COMENTARIOS 2008
  Comentario de las lecciones de esc. sab. por Delfino J.- El don profético en las Escrituras y en la historia adventista-2009
  Estudios bíblicos por Delfino Jarquín
  Web_iglesias adventistas del septimo dia
  Asociaciones adventistas del 7o. dia
  Escuche la Santa Palabra de Dios_La Biblia en audio
  La escuela sabática en video desde la Iglesia ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA de Sacramento California EEUU_EL FRUTO DEL ESPIRITU-PRIMER TRIMESTRE 2010
  Mensajes de paz_amor_esperanza-mi bloq_Delfino
  Sermones de audio
  Mas recursos para la escuela sabática y jovenes
  Canales de Tv y radio adventisas_videos_audio_inspiradores
  El apóstol Pablo y sus viajes misioneros
  Poemas Cristianos
  Curso bíblico, Verdades bíblicas y Seminarios de Apocalipsis por Está Escrito
  Videos-cantos_Jesús- Salvación-Perdón-Fe y Superación Personal-Defino J.
  Seminarios de Daniel y Apocalipsis...y más
  20_Lecciones de la fe de Jesús_en audio
  Comentario Biblico Adventista_Hechos de los apóstoles_material auxiliar para estudiar el contexto histórico_La Redención en Romanos
  100 estudios de la Biblia_Aqui tienes la respuesta_Por Delfino J.
  20 Ilustraciones para tus sermones
  Libros del Espíritu de Profecía-EGW
  Reposo divino para la inquietud humana por Dr. Samuele Bacchiocchi
  20 himnos adventistas cantados_para el estudio de la fe de Jesús
  Peliculas cristianas infantiles
  20 Himnos cantados adventistas para el estudio de las lecciones de la Fe de Jesus
  Libros del Espiritu de Profecia_audio
  Portales adventistas
  Toda la Biblia y los libros del Espiritu de profecia
  RECURSOS DIADACTICOS ESCOLARES_secundaria_ciencia y tecnlogia_matematicas e ingles_mantenimiento electrónico
  Cambio de horario
  Otros
  Materiales didacticos y reflexiones en power point
Capítulo 1_Una nación bajo la dirección de Dios_Números 1-4

Capítulo 1

Una nación bajo la dirección de Dios

Números 1-4

Roy Gane

La religión organizada

Después de liberar a los israelitas, Dios los mantuvo en el desierto del Sinaí durante casi un año antes de dirigirlos hacia Canaán (cf. Éxo. 19:1; Núm. 10:11, 12). La región que rodeaba al monte Sinaí estaba lejos de cualquier amenaza militar y de las tentaciones de las sociedades paganas. Allí el Señor organizó a su pueblo como una nación funcional, con un espectacular sistema de adoración, para que sus integrantes pudieran colaborar con él y entre sí para llevar a cabo su misión (Éxo. 29 - Núm 10).


Dios dio a los israelitas un topo de "religión organizada". Son muchas las personas que han rechazado la religión organizada:
"Este mundo sería el mejor de los mundos posibles si no hubiera religión" -John Adams, segundo presidente de los Estados Unidos de América.
"La religión es el opio del pueblo" -Karl Marx.


"¿Religiones? Argumentos interminables sobre contradicciones triviales en libros escritos por salvajes ignorantes para explicar los truenos en las tinieblas" -Autor desconocido.
"La religión organizada es un simulacro y una muleta para débiles mentales que necesitan fortalecerse en grupos. Dice a la gente que vaya a meter las narices en los asuntos de otras personas" -Jesse Ventura, gobernador de Minnesota, 1999.


"La religión no es muy eficiente únicamente en lo que respecta a la inversión de tiempo. Yo podría hacer muchas cosas más el domingo por la mañana" -Bill Gates.
Por desgracia, quienes hacen esas declaraciones pueden hallar apoyo en miles de años de historia religiosa. Para muchos, aunque deseen servir a Dios, la organización destruye la verdadera espiritualidad y la devoción hacia él. Como evidencia pueden citar numerosos grupos religiosos cuyo interés se centra más en el poder y en la justificación propia que en la piedad y el servicio. Tales personas obtienen una mayor bendición para ellos mismos o con los miembros de su familia o con amigos íntimos cuando adoran a Dios en su hogar o en el campo, en la naturaleza creada por Dios, que la que obtienen cuando asisten a reuniones rígidas, superficiales, o aburridas, o cuando soportan la exclusión y la crítica de camarillas tóxicas.


Comprendo las inquietudes de quienes rechazan la religión organizada. Mi esposa Connie y yo estudiamos durante dos años en Jerusalén, centro y lugar de nacimiento de las tres grandes religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islamismo. Tenemos amigos en los tres grupos y encontramos muchos aspectos positivos en sus creencias y prácticas. Sin embargo, aunque amamos a la ciudad de Jerusalén, fuimos testigos de un enorme antagonismo religioso, de arrogancia y egoísmo entre las tres confesiones. En vez de amarse unos a otros, las tradiciones religiosas fomentan los prejuicios profundamente arraigados que infectan a las personas desde la niñez. Parecen empaparse de una sensación beligerante de "nosotros" contra "ellos" desde el seno materno.


Nuestra experiencia más perturbadora en Jerusalén fue "la ceremonia del fuego sagrado" el fin de semana de la semana santa, en la Iglesia del Santo Sepulcro. Quince mil "cristianos" abarrotan la antigua iglesia, que es el sitio tradicional de la crucifixión, la sepultura y la resurrección de Cristo.


El día era sábado, entre el viernes santo y el domingo de resurrección. Un "sumo sacerdote" cristiano estaba por entrar a la tumba de Cristo, donde se supone que el Espíritu Santo enciende su vela y luego él comparte el "fuego sagrado" con los miles de adoradores que sostienen las suyas.


Connie, un amigo, y yo, fuimos a la iglesia temprano y encontramos un lugar en un balcón que dominaba la entrada. Estuvimos confinados allí durante seis horas. Durante las primeras dos horas, mientras las puertas exteriores de la iglesia estaban abiertas, observamos a la gente entrar al recinto. Pertenecían a dos grupos diferentes de "cristianos", cada uno de los cuales resentía la presencia del otro. De hecho, alguien nos dijo que era tal animosidad que existía entre las diferentes denominaciones cristianas orientales que comparten la Iglesia del Santo Sepulcro, que el custodio de las llaves del lugar sagrado es un musulmán. Esa medida evita que los "cristianos" traten de arrebatarse las llaves mutuamente en forma violenta.


La policía israelita ha colocado barreras en el centro de la entrada de la iglesia para separar a los adoradores que pertenecen a los dos grupos. Cada facción tenía una línea de jóvenes fornidos a lo largo de las paredes opuestas de la entrada para proteger sus derechos territoriales. Más o menos cada quince minutos se producía una trifulca entre aquellos jóvenes, y más o menos cada media hora se libraba una verdadera batalla. ¡Para que luego se hable de "cristianismo en acción!"


Una anciana menudita entró por el lugar equivocado. El imperioso sacerdote que tenía la jurisdicción sobre ese lado la echó de forma reiterada, pues, por algún motivo, ella se negaba a entrar por el otro lado. Finalmente, él la agarró y le dio un fuerte empujón. Ella cayó y quedó tirada sobre el suelo de piedra, gritando.


No quiero andarme por las ramas. Si cuanto supiera de religión fuera lo que experimenté en Jerusalén, la llamada "ciudad santa", es muy probable que fuera ateo o agnóstico. Gran parte del "cristianismo" organizado se ha alejado de los principios divinos del amor y ha pasado a alimentarse de los principios divinos del amor y ha pasado a alimentarse de los principios satánicos del egoísmo y el odio. Otras formas de religión se han vuelto gravemente paganas, o politeístas, o han glorificado el ocultismo.
Sin embargo, ¿significa todo esto que la organización, por sí misma, destruye necesariamente la religión? ¿Es la religión desorganizada o no organizada una mejor alternativa? ¿Deberíamos ser cristianos caóticos? ¿O el problema radica en la corrupción de la organización religiosa?


En la Biblia el pueblo de Dios disfrutó la comunión y el apoyo resultante de la pertenencia a un grupo. Los israelitas viajaron juntos. Jesús llamó a un grupo de discípulos, no a ermitaños aislados. Se relacionaban entre ellos y con él. Unidos somos más fuertes en nuestra vida espiritual y en nuestros vivir de lo que somos cuando estamos aislados. "Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca (Heb. 10:24, 25).


Los grupos de personas son más felices y más efectivos cuando hacen las cosas de forma ordenada que cuando las hacen desordenadamente. Cuando los cristianos se reúnen para hallar aliento mutuo, aprovechan más si hablan por turnos que si lo hacen a la vez (1 Cor. 14:26-32). "Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz" (vers. 33). Dios concede mucho valor a la armonía y al orden, tal como se muestra en el orden de su cuartel general celestial (Apoc. 4, 5) y en su creación en el planeta Tierra (Gén. 1, 2).
Para cooperar con Dios, los miembros de un grupo deben estar dispuestos a trabajar armoniosamente unos con otros. Solo cuando los seguidores de Cristo estuvieron unidos pudieron recibir el poder del Espíritu Santo para llevar el evangelio a todo el mundo (Hech. 2).
La comisión de Cristo de ir y hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos y enseñándolos (Mat. 28:19, 20) es demasiado grande para que la pueda llevar a cabo una sola persona. Para cumplirla nos necesitamos unos a otros con toda la riqueza de nuestra diversidad, exactamente igual que las partes del cuerpo humano se ayudan mutuamente para poder cumplir su tarea de preservar la vida. Así, la iglesia cristiana primitiva organizó a sus miembros según los dones espirituales o talentos con los que el Espíritu Santo había dotado a cada cual (1 Cor. 12; cf. Hech. 6:1-7).


Cuanto más grande sea la tarea y más numeroso sea el grupo que la lleva a cabo, más se requiere una organización efectiva. Los israelitas constituían un enorme grupo, y su tarea de conquistar la tierra de Canaán era monumental. Por lo tanto, necesitaban una organización efectiva que los mantuviera realizando sus esfuerzos de forma coordinada. Por ello, Dios indicó a Moisés que realizase un censo militar que contara a los hombres aptos para la lucha, con veinte años de edad como mínimo (Núm. 1). El propósito no era simplemente saber cuál era el número de los israelitas, sino organizar un ejército.
El censo militar no incluía a la tribu de los levitas (Núm. 1:47-54). Los dirigentes los contaron en un censo separado que contaba a los hombres que tenían entre los treinta y los cincuenta años de edad, la edad dorada de la madurez, para suplir las diversas necesidades del santuario (Núm. 4). Las instrucciones de Dios relacionadas con los deberes de los levitas fueron muy detalladas. Era una religión organizada en sentido global, y Dios mismo la instituyó.


La organización no es inherentemente mala. Es un instrumento neutral que uno puede utilizar con buenos o malos propósitos. La gente puede reunirse para ayudar a las víctimas de un huracán, un maremoto, o una sequía. O puede explotar a otras personas. Los dirigentes y los objetivos de una organización, incluyendo una organización religiosa, determinan su carácter.

El tipo acertado de organización

La naturaleza de una organización debería adaptarse a su propósito. La organización de un club de fútbol puede ser relativamente sencilla, con límites flexibles para llegar a ser miembro, un cómodo sistema de seguridad y algunas reglas para asegurarse de que cada uno sea tratado justamente. Un ejército o una nación constituyen una cuestión totalmente diferente. La organización debe servir a los complejos intereses de muchas personas y abordar el peligro real que le plantean los enemigos, quienes son, por lo general, externos, aunque algunos podrían ser internos.


Los lectores modernos del libro de Números tienen la tendencia a creer que la disciplina impuesta a los israelitas en su peregrinación por el desierto era demasiado severa. Pero la nación entera llegó a ser un ejército en marcha. Necesitaban disciplina militar para alcanzar sus objetivos con tanta seguridad como fuera posible. Cualquiera que se negara a cooperar podía poner en peligro la seguridad de todo el grupo.


¿Suena familiar? La gente que viaja en avión en estos días debe observar estrictas reglas para la seguridad de cada cual. "No deje su equipaje desatendido". "No acepte paquetes de ningún desconocido". "Limite los líquidos en su equipaje de mano". Esas precauciones son prácticas, no legalistas.


El sistema de organización de Dios era más de lo que se necesitaba incluso para un ejército nacional, era nada menos que el ADN de un nuevo orden mundial. El éxito y la prosperidad del pueblo escogido de Dios, gobernado por leyes sabias y justas en armonía con su amante carácter, tenía el propósito de atraer a otros pueblos (Deut. 4:5-8; cf. 1 Rey. 10:1-13).
El sistema de organización divinamente ordenado, diseñado para apoyar el progreso hacia resultados radicales, se valió de las estructuras sociales existentes hasta donde fue posible. Si bien el Señor quería transformar a la gente en armonía con su carácter, no se involucró en una revolución social. Del mismo modo, cuando llevamos el evangelio a gente de otras culturas, podemos trabajar con sus sociedades y con su estilo de hacer las cosas mientras no entren en conflicto con los principios divinos. Evangelizar no significa occidentalizar ni colonizar. El apóstol Pablo reconoció el valor de esa adaptabilidad. "Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos" (1 Cor. 9:22).


La sociedad israelita era tribal, no democrática. Sus dirigentes eran jefes o caudillos de grandes grupos de familias, no cargos electos. Por ello, las divisiones del ejército, el campamento y el orden de marcha se establecían por tribus, subunidades tribales mayores y familias dentro de ellas (Núm. 1, 2). Del mismo modo, el campamento y las responsabilidades de los miembros de la tribu de Leví estaban en armonía con sus relaciones como sacerdotes pertenecientes a la familia de Aarón, o como descendientes de Gersón, Coat y Merari (Núm. 3, 4).


Toda la gran familia de Israel debía vivir, trabajar, viajar y luchar en la guerra unida, en estrecha cooperación. Siendo que los miembros estaban relacionados, se comprendían entre sí y tenían poderosos intereses creados para cooperar en pro del bienestar, la seguridad y el éxito de cada cual. En nuestras sociedades occidentales, individualistas y caracterizadas por una elevada movilidad, hemos perdido en gran medida el fuerte sentido de pertenencia, apoyo e identidad que la parentela puede proporcionar.


Israel estaba unificado por una forma representativa de gobierno. Los dirigentes de unidades sociales menores eran responsables ante los líderes de las unidades mayores, quienes estaban bajo la dirección de Moisés, el portavoz de Dios, el Rey divino (cf. Núm. 23:21). Moisés no había sido elegido, y tampoco Dios lo había sido. Los representantes no actuaban como un parlamento o como un congreso que promulgara o decretara leyes. Más bien, tenían la responsabilidad de ver que la nación llevara a cabo las instrucciones del Señor. Él se encargaba de todo. Por ello, el gobierno israelita era una teocracia gobernada por Dios.

 

El gobierno de Dios

Cuando visitamos la capital de un país, no es difícil, por lo general, saber quién está al frente. Los poderes gobernantes tienen sus sedes, generalmente, en el centro de la ciudad, en un imponente capitolio, en el palacio legislativo, o en el palacio ejecutivo. Abu Simbel, localidad situada en el sur de Egipto, tiene una antigua pintura de un campamento de guerra egipcio, con la enorme tienda del faraón Ramsés II (que gobernó de 1279 a 1212 a.C.) en el centro. En la representación, no queda ninguna duda de quién tenía la autoridad suprema.
La tienda del faraón estaba estructurada como el santuario israelita, con un cuarto interior cuadrado y un cuarto exterior el doble de grande. En la pintura, el sello oval que contenía el nombre del Faraón está en el centro del "lugar santísimo". Es precisamente el equivalente del lugar santísimo en el santuario israelita, donde el Señor estaba entronizado en medio de los querubines sobre el arca del pacto (Éxo. 25:22; 1 Sam. 4:4; 2 Rey. 19:15). Egipto pretendía ser una teocracia, y los faraones eran reyes-dioses. Pero el gran Ramsés II no era más que un ser humano, como puede constatar cualquiera que observe su arrugada momia en el Museo de El Cairo. Solo Israel contaba con el verdadero Dios-rey.


¿Se ha preguntado el lector alguna vez lo que sería tener a Dios como el Jefe de Estado de su país? No un presidente, un primer ministro, un monarca o un dictador vitalicio, que no son más que débiles seres humanos, sino al Señor mismo. Él tendría la sabiduría y el poder para resolver todos los problemas y sería totalmente justo (Sal. 96). Dios gobernaría por medio del amor, equilibrando la justicia con la misericordia (Sal. 85:10; 89:14). Ningún interés especial podría inducirlo a venderse, y no toleraría la corrupción en su gobierno. Y jamás tomaría vacaciones, y ni siquiera dormiría, sino que protegería constantemente a su pueblo (Sal. 121:4). ¿Quién no votaría por un líder así?


Dios era el Jefe de Estado en el antiguo Israel, y comunicaba su voluntad a Moisés, su representante. "Cuando entraba Moisés en el tabernáculo de reunión para hablar con Dios, oía la voz que le hablaba de encima del propiciatorio que estaba sobre el Arca del testimonio, de entre los dos querubines. Así hablaba con él" (Núm. 7:89). El contenido de esa comunicación eran las instrucciones para los israelitas (Éxo. 25:22; Lev. 1:1, 2).
Moisés era algo así como el primer ministro de Dios, en el sentido de que era responsable de que se realizara la voluntad de Dios y de encargarse de todos los detalles. Pero él no era el encargado de la formulación de las políticas como jefe de Estado. Esa era la función de Dios. El gobierno de Israel era una teocracia dirigida por Dios.


En otras épocas, incluyendo nuestros tiempos, muchos grupos que pertenecen a las religiones monoteístas (por ejemplo, los talibanes) han pretendido establecer gobiernos civiles dirigidos por la deidad. Pero esas no son verdaderas teocracias, porque no tienen la presencia de Dios morando entre ellos y dirigiéndolos. Han tenido la tendencia a arrogarse la posesión de la autoridad divina para obligar a otros a observar sus tradiciones humanas. Con frecuencia los resultados han sido opresivos, y a veces peores que eso.
La verdadera iglesia cristiana de Dios sobre la tierra carece tanto de gobierno civil como de la presencia del Señor entronizado en el lugar santísimo del santuario terrenal o templo. Solo tenemos una comunidad de fe. Pero la cabeza de esta comunidad es el Cristo divino (Juan 14:26; 16:12-15).


Por ello, la verdadera iglesia tiene que ser una teocracia. Por lo tanto, como en el antiguo Israel, los representantes del Señor son los responsables de que todo se haga de acuerdo con su voluntad. Deben aplicar los principios divinos, no alterarlos o reemplazarlos de acuerdo con el razonamiento humano. Hacer tal cosa sería usurpar arrogante y neciamente el lugar de Dios, lo cual sería una blasfemia. Por supuesto, deben resolver y administrar muchos detalles, pero, al hacerlo, nunca deberían pasar por alto o comprometer el conjunto de principios que Dios ha revelado a través de los profetas que hablaron en su nombre.
Cuando la verdadera iglesia administra la disciplina a sus miembros, lo hace en armonía con la voluntad de Dios, tal como revelada a través de la Biblia y la conducción del Espíritu Santo. Jesús dijo: "Les aseguro que todo lo que aten en la tierra quedará atado en el cielo; y todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo" (Mat. 18:18, Nueva Biblia Española). La versión NASB (traducida del inglés), dice: "En verdad os digo, que cualquier cosa que atéis en la tierra, habrá sido atada en el cielo; y cualquier cosa que atéis en la tierra, habrá sido atada en el cielo; y cualquier cosa que desatéis en la tierra, habrá sido desatada en el cielo". Esta versión, a diferencia de las demás, expresa correctamente el tiempo verbal griego, el cual indica que el cuerpo organizado de creyentes toma decisiones en armonía con lo que Dios ya ha decidido. No significa que la iglesia tiene la autoridad y que el cielo hace la voluntad de ella. Debemos someternos humildemente a la voz que habla entre los querubines celestiales.

Fuente:

http://www.escuelasabatica.cl/2009/tri4/lecc1/leccion.htm

 

No olvides tus compromisos  
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
Lecciones y comentarios para la escuela sabática_Segundo trimestre de 2014  
  Cristo y su Ley

Autor: Keith Burton

Lecciones y Comentarios para la escuela sabática-Segundo trimestre_Abril - Junio de 2014

Compilador: Delfino J.
Sin fines de Lucro_completamente gratis sin recibir nada a cambio
 
Cristo y su Ley  
  1. Las leyes en los días de Cristo (Levítico 1:1-9; Deuteronomio 17:2-6; Lucas 2:1-5;Hebreos 10:28; Santiago 2:8-12)
2. Cristo y la Ley de Moisés (Éxodo 13:2,12; Deuteronomio 22:23,24; Mateo 17:24-27; Lucas 2:21-24; 41-52; Juan 8:1-11)
3. Cristo y las tradiciones religiosas (Isaías 29:13; Mateo 5:17-20; 23:1-7; 15:1-6; Romanos 10:13)
4. Cristo y la Ley en el Sermón del Monte (Mateo 5:17-37; Lucas 16:16; Romanos 7:24)
5. Cristo y el sábado (Génesis 2:1-3; Isaías 65:17; Mateo 2:23-28; Juan 5:1-9; Hechos 13:14; Hebreos 1:1-3)
6. La muerte de Cristo y la Ley (Hechos 13:38,39; Romanos 4:15; 7:1-13; 8:5-8; Gálatas 3:10)
7. Cristo, el fin de la ley( Romanos 5:12-21; 6:15-23; 7:13-25; 9:30-10:4; Gálatas 3:19-24)
8. La Ley de Dios y la ley de Cristo
9. Cristo, la Ley y el evangelio
10. Cristo, la Ley y los pactos
11. Los apóstoles y la Ley
12. La iglesia de Cristo y la Ley
13. El reino de Cristo y la Ley
 
Usted es el 328167 visitantes (718131 clics a subpáginas) . ¿Conoces a Dios?
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=