Lecciones y comentarios de la Escuela Sabática_Abril-Junio 2018: Preparación para el tiempo del fin
La puntualidad es respetar el tiempo de los demás y además tu palabra te da credibilidad  
  PRINCIPAL_Inicio_Lecciones de escuela sabática y comentarios por Delfino Jarquín L
  02_Lecciones de escuela sabática en audio y diálogo bíblico comentarios de las lecciones del segundo trimestre: abril-junio de 2018 "Preparación para el tiempo del fin"
  02_Comentarios y Libro complementario de las lecciones de escuela sabática abril-junio de 2018_PREPARACIÓN PARA EL TIEMPO DEL FIN
  TELEVISION en linea-ESPERANZA TV-100% adventista-2018
  Radio_Sol_en vivo_adventista del septimo dia_Puerto Rico-2016 actualizado
  HIMNARIO ADVENTISTA COMPLETO EN VIDEO-POWER POINT-LETRA Y CANTADO
  613 Pistas del himnario adventista nuevo de 2009
  VIDEOS DEL HIMARIO ADVENTISTA_POWER POINT_musica y letra_01 al 399 y de 500 al 507
  MI CORITERO 2009_50 coritos adventistas en Word
  Comentarios de las lecciones de las lecciones de escuela sabática cuarto trimestre octubre-diciembre de 2014_La Espístola de Santiago_en videos you tube _Asociación Metropolitana México DF
  01_Audio de las lecciones de la escuela sabática primer trimestre_enero-marzo de 2017_actualizacion cada semana
  01_Lecciones de la Escuela Sabática_alumno y maestro_Primer Trimestre:enero-marzo de 2017
  El DISCIPULADO CRISTIANO comentarios D. Jarquín L.(Material auxiliar para las lecciones de esc sab 2008_puedes 1trim de 2014)
  Libro_El conflicto de los siglos_E. G. White_audio
  28 creencias fundamentales de los adventistas en Power Point
  04_Lecciones de escuela sábatica_Cuarto Trimestre_octubre-diciembre de 2013_EL SANTUARIO
  03_Revival and Reformation_Quarter 3, 2013
  02 Guia de estudio de la Biblia_Abril-Junio 2013_"Buscad a JEHOVÁ, y vivid"
  Himnario adventista_videos_500 al 507
  Lecciones de escuela sabática_Primer trimestre_ Enero_Marzo 2013_Los orígenes
  Lecciones de escuela sabática_Cuarto trimestre de 2012_Crecer en Cristo
  1 Libro complementario para la escuela sabática_primer trimestre de 2012_Fulgores de Dios
  Lecciones de escuela sabatica_Terce trimestre de 2012_1 y 2 Tesalonicenses
  Lecciones para la escuela sabática_segundo trimestre de 2012_Evangelismo y Testificación
  La Biblia hablada
  Lecciones para la escuela sabática_primer trimestre de 2012_Vislumbres de nuestro Dios
  Temas de AUTOESTIMA-SUPERACION PERSONAL y reflexiones para la vida para el siglo XXI_por Delfino J.
  28 CREENCIAS FUNDAMENTALES DE LOS ADVENTISTAS
  Audio 527 pistas para cantar con el Himnario Adventista en midi
  527 pistas para cantar con el Himnario Adventista en midi
  Audio_47 pistas de coritos adventistas en midi
  VIDEOS_MARIACHI MISIONEROS DEL REY
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA PARA ADULTOS en audio con textos biblicos_primer trimestre de 2011_Jesus lloro_La Biblia y las emociones humanas
  LIBRO COMPLEMENTARIO 4 _Cuarto trimestre de 2010_Personajes secundarios del Antiguo Testamento
  Lecciones del cuarto trimestre de 2011 en ingles
  COMENTARIOS Y LECCIONES DE ESCUELA SABATICA ANTERIORES
  4 LIBRO COMPLEMENTARIO_cuarto trimestre de 2011_GALATAS
  LECCIONES PARA LA ESCUELA SABATICA_cuarto trimestre de 2011_El evangelio en Galatas
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Tercer trimestre de 2010_La redención en Romanos
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Tercer trimestre de 2010_La redención en Romanos_con textos bíblicos
  3 LIBRO COMPLEMENTARIO_LA ADORACIÓN EN EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS
  Comentario Biblico Adventista_La Epístola del Apóstol San Pablo a los ROMANOS_Material auxiliar para el Estudio de las Lecciones de Escuela Sabàtica_Tercer Trimestre de 2010_"LA REDENCIÒN EN ROMANOS"
  LIBRO 01_COMPLEMENTARIO_Primer Trimestre de 2011_Jesús lloró_La Biblia y las emociones humanas
  LIBRO_3_COMPLEMENTARIO_TERCER_TRIMESTRE_DE_2010_LA REDENCION EN ROMANOS
  Radio_Internet_Full Adventistas Radio
  Contador de visitas
  Libro de visitantes
  Contacto
  Mi Tweeter
  Enlaces inmediatos para estudiar las lecciones de escuela sabática
  ENLACES a otros sitios de ESCUELA SABATICA
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos_PRIMER TRIMESTRE DE 2011_Jesus lloro_La Biblia y las emociones humanas
  2 LIBRO COMPLEMENTARIO_ Vestidos de gracia_ De hojas de higuera a un manto de justicia
  Videos coritos adventistas para tu grupo pequeño para tu pc
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Cuarto trimestre de 2010_PERSONAJES SECUNDARIOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO
  Lecturas de la Biblia
  LECCIONES PARA LA ESCUELA SABATICA_TERCER TRIMESTRE DE 2011_LA ADORACION_CON TEXTOS BIBLICOS
  LIBRO_2_COMPLEMENTARIO_SEGUNDO_TRIMESTRE_DE_2010_SALUD Y SANIDAD_Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día
  LIBRO_1_COMPLEMENTARIO_PRIMER_TRIMESTRE_ DE 2010_EL FRUTO DEL ESPÍRITU_Richard W. O'Ffill
  LIBRO COMPLEMENTARIO_Tercer trimestre de 2009_Amadas y llenas de amor_Las epístolas de Juan
  LIBRO _COMPLEMENTARIO_Cuarto Trimestre de 2009_Una naciòn en marcha_El libro de Números_ROY GANE
  Comentarios de las Lecciones de Escuela Sabática_Segundo trimestre 2009_Caminar la vida cristiana-Delfino Jarquín L.
  LIBRO COMPLEMENTARIO_Segundo trimestre 2009-Caminar la vida Cristiana
  LIBRO COMPLEMENTARIO-Primer trimestre 2009
  LA EXPIACION Y LA CRUZ DE CRISTO-4o. trimestre de 2008-por Delfino Jarquín
  => Lección 01: La naturaleza de Dios: la base de la expiación
  => Lección 2: Crisis cósmica: la fractura del orden establecido por Dios
  => Lección 3: La caída en el pecado
  => Lección 4: La expiación y la iniciativa divina
  => Lección 5: Se anuncia la expiación
  => Lección 6: La expiación en símbolos - I
  => Lección 7: La expiación en símbolos - II
  => Lección 8: Nacido de mujer: la expiación y la encarnación
  => Lección 9: Metáforas de la salvación
  "AGENTES DE ESPERANZA:LOS GRANDES MISIONEROS DE DIOS" 3o. trimestre 2008 por Delfino Jarquín
  "JESÚS ES MARAVILLOSO" Comentario por Delfino Jarquín
  El fuego refinador
  COMENTARIOS 2008
  Comentario de las lecciones de esc. sab. por Delfino J.- El don profético en las Escrituras y en la historia adventista-2009
  Estudios bíblicos por Delfino Jarquín
  Web_iglesias adventistas del septimo dia
  Asociaciones adventistas del 7o. dia
  Escuche la Santa Palabra de Dios_La Biblia en audio
  La escuela sabática en video desde la Iglesia ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA de Sacramento California EEUU_EL FRUTO DEL ESPIRITU-PRIMER TRIMESTRE 2010
  Mensajes de paz_amor_esperanza-mi bloq_Delfino
  Sermones de audio
  Mas recursos para la escuela sabática y jovenes
  Canales de Tv y radio adventisas_videos_audio_inspiradores
  El apóstol Pablo y sus viajes misioneros
  Poemas Cristianos
  Curso bíblico, Verdades bíblicas y Seminarios de Apocalipsis por Está Escrito
  Videos-cantos_Jesús- Salvación-Perdón-Fe y Superación Personal-Defino J.
  Seminarios de Daniel y Apocalipsis...y más
  20_Lecciones de la fe de Jesús_en audio
  Comentario Biblico Adventista_Hechos de los apóstoles_material auxiliar para estudiar el contexto histórico_La Redención en Romanos
  100 estudios de la Biblia_Aqui tienes la respuesta_Por Delfino J.
  20 Ilustraciones para tus sermones
  Libros del Espíritu de Profecía-EGW
  Reposo divino para la inquietud humana por Dr. Samuele Bacchiocchi
  20 himnos adventistas cantados_para el estudio de la fe de Jesús
  Peliculas cristianas infantiles
  20 Himnos cantados adventistas para el estudio de las lecciones de la Fe de Jesus
  Libros del Espiritu de Profecia_audio
  Portales adventistas
  Toda la Biblia y los libros del Espiritu de profecia
  RECURSOS DIADACTICOS ESCOLARES_secundaria_ciencia y tecnlogia_matematicas e ingles_mantenimiento electrónico
  Cambio de horario
  Otros
  Materiales didacticos y reflexiones en power point
Lección 01: La naturaleza de Dios: la base de la expiación

Lección 01: La naturaleza de Dios: la base de la expiación

Para el 4 de octubre de 2008

http://docs.google.com/Doc?id=dkc3vcv_59mgc4v7fz

http://groups.google.com.mx/group/fino2008escuelasabatica/files

 

Lee: Salmo 139:1-4; Isaías 46:10; Juan 1:4; Romanos 5:8; 8:37-39; 1 Juan 5:11, 12.

Descubre: ¿Cuáles son las características fundamentales de la naturaleza de Dios? ¿Cuáles de ellas consideras que tiene el mayor impacto en tu vida? ¿Por qué? ¿Qué otras características de la naturaleza de Dios son fundamentales para la expiación? Menciona algunos ejemplos prácticos de la naturaleza de Dios. ¿Cómo podrías explicar el amor de Dios para alguien que esta pasando por una crisis económica, desempleo, una enfermedad terminal, divorcio, conflictos familiares, perdida de un ser querido?

Memoriza y considera: “Que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que dijo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” (Isa. 46:10).

 

Pensamiento clave: La obra divina de salvación fluye, por voluntad de Dios, de su misma naturaleza; no requiere que los pecadores lo convenzan para amarlos.

PROPÓSITOS DE LA LECCIÓN DE ESTA SEMANA

·        Saber que Dios ama a sus seres creados.

·        Sentir la confianza de que Dios ama incondicionalmente.

·        Hacer que procuren la intimidad de esta relación.

“Cuando estudiamos el carácter divino a la luz de la cruz, vemos misericordia, ternura, espíritu perdonador unidos con equidad y justicia.  Vemos en medio del trono a uno que lleva en sus manos y pies y en su costado las marcas del sufrimiento soportado para reconciliar al hombre con Dios.  Vemos a un Padre infinito que mora en luz inaccesible, pero que nos recibe por los méritos de su Hijo. La nube de la venganza que amenazaba solamente con la miseria y la desesperación, revela, a la luz reflejada desde la cruz, el escrito de Dios: ¡Vive, pecador, vive! ¡Vosotros, almas arrepentidas y creyentes, vivid! Yo he pagado el rescate.

Al contemplar a Cristo, nos detenemos en la orilla de un amor inconmensurable. Nos esforzamos por hablar de este  amor, pero nos faltan las palabras. Consideramos su vida en la tierra, su sacrificio por nosotros, su obra en el cielo como abogado nuestro, y las mansiones que está preparando para aquellos que le aman; y sólo podemos exclamar: ¡Oh! ¡Qué altura y profundidad las del amor de Cristo!”(Hechos de los apóstoles, pp.268, 269)

I. LA ETERNIDAD DE DIOS Y SU CREACIÓN

·        ¿Sabes algo…? ¿Cuál es la naturaleza de Dios?

·        Además de que Dios es amor, ¿Qué otras características fundamentales de la naturaleza de Dios se describen en la Biblia?   Dios es: Eterno, Creador, Santo, Omnisciente, Omnipotente, Omnipresente.

·        ¿Por qué  la naturaleza de Dios es la base de la expiación?

·        ¿Qué es la expiación?

 

1. ¿Qué implica la palabra eterno? ¿Cuál es el uso correcto de esta palabra? ¿En sentido absoluto a quién se le aplica la palabra eterno? ¿Por qué?

 

La palabra eterno o eterna, proviene del hebreo Olâm, que quiere decir: "por mucho tiempo", "por todo el tiempo"; del griego aion, aionios, "que dura edades", "para siempre", "por los siglos", "eterno".

 

Término bíblico que denota un período de larga duración, siempre en un sentido relativo con respecto a la naturaleza de las circunstancias o condiciones descriptas por la expresión.  Ni ôlâm ni aionios por sí mismas implican un tiempo sin principio ni fin, como sugiere la palabra española "eterno" o "sempiterno".  Por cuanto el significado de estas palabras depende de la naturaleza del objeto al que se aplican, el lapso así designado puede no tener principio ni fin, o un principio sin fin, o un principio y un fin; "perpetuo" podría ser una traducción mejor.  Ôlâm indica un tiempo de duración indefinida cuyos límites son desconocidos o no especificados. 

 

·        Cuando se refiere a Dios significa "eterno" en el sentido absoluto, sin comienzo ni fin, porque Dios sí es eterno (Gén. 21:33).  Como en todas las demás partes, Abrahán celebró culto público (Gén. 12: 7, 8; 13: 4, 18).  El objeto de su culto era "el Dios eterno", literalmente "el Dios de eternidad", en contraste con las deidades paganas que no son sino hechura de los que las adoran (Ose. 8: 6).  Abrahán adoraba al eterno Testigo de los tratados, a la eterna Fuente de las bendiciones que lo siguieron durante toda su vida, y al Padre inmortal que nunca chasquea a sus hijos.

·        Cuando se usa para la vida de los redimidos indica un tiempo con comienzo pero sin fin, el resultado del otorgamiento de la inmortalidad (Dan. 12:2). 

·        La calidad durativa, indefinida pero sin embargo finita de ôlâm es claramente evidente de Exo. 21:6, donde se traduce la expresión como "para siempre".  Aquí se especifica que un esclavo que ha servido a su amo por 6 años, pero que al fin de ese período elige voluntariamente unirse a su amo para de allí en adelante servirlo "a perpetuidad", puede hacerlo.  Evidentemente, aquí ôlâm tiene principio y tiene fin; se especifica el principio, y el fin de su servicio se supone que terminará con la muerte del esclavo. 

 

En Mateo 25:41 se presenta a los impíos como reservados para el  "fuego eterno [aionios]", que se equipara con castigo eterno [aionios]" (Mateo 25:46).  El fuego que purificará la tierra (2 Pedro 3:10-12; Mat. 3:12; Luc. 3:17) se encenderá al final del milenio y aniquilará tanto el alma como el cuerpo de los impenitentes (Mat. 10:28; Apoc. 20:9).  Un estudio del uso del griego aionios y de su significado con respecto al fuego final, pone de manifiesto que el énfasis recae en su carácter destructivo más que en su duración.  Por ejemplo, Sodoma y Gomorra recibieron el castigo del fuego eterno (aionios; Judas  7).  Ese fuego destruyó por completo dichas ciudades, pero se extinguió hace muchísimos siglos.  Judas presentó la destrucción de esas ciudades como un "ejemplo" del destino que aguardaba a los licenciosos apóstatas de sus días.  La palabra "inextinguible" y la expresión "que no se puede apagar" se pueden entender de una manera similar.  Jeremías predijo que Dios encendería un fuego en las puertas de Jerusalén que "no se apagará" (Jer. 17:27).  Esta predicción se cumplió cuando Nabucodonosor destruyó la ciudad (Jer. 52:12, 13; Neh. 1:3).  Ciertamente ese fuego no está ardiendo hoy.  Es evidente que no se apagaría hasta lograr que todo quedara consumido.

 

Aunque este fuego aionios se refiere a un fuego que efectivamente sería destructivo, la expresión indica también que no duraría eternamente.  Esto concuerda con la idea de que el  infierno será un lugar de castigo, y que habrá grados de castigos (Mat. 25:41, 46; 2 Ped. 2:9).  Cristo vendrá "para recompensar a cada uno según sea su obra" (Apoc. 22:12).  El siervo que "conociendo la voluntad de su Señor, no se preparó... recibirá muchos azotes", mientras que el que no la conocía, e hizo cosas dignas de azotes, "será azotado poco" (Luc. 12:47, 48).  Este castigo es mucho más severo que la pena de muerte que se aplicaba antiguamente durante la vigencia de la dispensación hebrea  (Heb. 10:28, 29, 31).  De modo que aunque el fuego del infierno con el tiempo aniquilará al malvado (Mat. 10:28), es obvio, que esa destrucción no se producirá instantáneamente.

 

En vista de que los escritores del Nuevo Testamento eran hebreos por raza y cultura, usaron aionios, el equivalente griego de ôlâm, con el mismo sentido en que habrían usado la palabra ôlâm si hubieran escrito en hebreo.  El adjetivo aionios deriva su forma del sustantivo aion ("edad", "era", "siglo" o "mundo" considerado desde el punto de vista del tiempo, como en Mat. 12:32; 13:22, 39), y sencillamente significa: "que dura una era" o "de duración indefinida".  En cada caso que se use la palabra, es la naturaleza del objeto o la circunstancia que se describe como "eterno" o "sempiterno" lo que determina la significación durativa y terminal de aionios (según el contexto y la analogía de las Escrituras).  El concepto popular de que "eterno" (como traducción de ôlâm y aionios) siempre sugiere duración sin fin, no tiene base bíblica (DBA414).

 

2. ¿Cuán contundente y convincente es el informe del libro de Génesis  acerca de que Dios es  Eterno y Creador?

 

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1)

 

·        Sólo Aquel que está entronizado como el soberano Señor del tiempo no tiene principio ni fin. 

·        De modo que las palabras con que comienzan las Escrituras trazan un decidido contraste entre todo lo que es humano, temporal y finito, y lo que es divino, eterno e infinito.

·         Al hacernos recordar nuestras limitaciones humanas, esas palabras nos señalan a Aquel que es siempre el mismo, y cuyos años no tienen fin en otras partes de la Biblia dice: “Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; y todos ellos se envejecerán como una vestidura, y como un vestido los envolverás, y serán mudados; pero tú eres el mismo, y tus años no acabarán” (Hebreos 1:10-12).

·        Dios existe desde la eternidad pasada y existirá por los siglos sin fin de la eternidad futura (Sal. 93: 2; Prov. 8: 23; Miq. 5: 2; Hab. 1: 12).  Es el "Anciano de días" (Dan. 7: 9). 

·        No podría hallarse una afirmación más sublime en cuanto a la eternidad de Dios.

·        La raza humana le corresponde reconocer a Dios a pesar de que  no entendemos la eternidad de Dios: “Reconoced que Jehová es Dios; él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y ovejas de su prado” (Salmo 100:3). Quien reconoce dicha eternidad y considera que su propia vida está relacionada con el Eterno, recibe sin poderoso estímulo para vivir una vida digna.

 

“Antes que naciesen los montes y  formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. Los días de nuestra edad son setenta años; y si en los más robustos son ochenta años, con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, porque pronto pasan, y volamos” (Salmo 90:2,10).

 

Nuestra mente finita no puede pensar en "el principio" sin pensar en Dios, pues él "es el principio" (Col. 1: 18; Juan 1: 1-3).  La sabiduría y todos los otros bienes tienen su principio con él (Sal. 111: 10; Sant. 1: 17).  Y si alguna vez hemos de asemejarnos de nuevo a nuestro Hacedor, nuestra vida y todos nuestros planes deben tener un nuevo principio en él (Gén. 1: 26, 27; Juan 3: 5; 1 Juan 3: 1-3).  Tenemos el privilegio de disfrutar de la confiada certeza de que "el que comenzó" en nosotros "la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo" (Fil. 1: 6).  El es "el autor y consumador de la fe" (Heb. 12: 2).  Nunca olvidemos el hecho sublime implícito en estas palabras: "En el principio... Dios".

Este primer versículo de las Sagradas Escrituras hace resaltar decididamente una de las seculares controversias entre los cristianos que creen en la Biblia, por un lado, y los escépticos ateos y materialistas de diversos matices por el otro.  Estos últimos, que procuran en diferentes formas y en diversos grados explicar el universo sin Dios, sostienen que la energía es eterna.  Si esto fuera verdad y si la materia tuviera el poder de evolucionar, primero de las formas más simples de la vida, yendo después a las más complejas hasta llegar al hombre, ciertamente Dios sería innecesario.

 

·        Génesis 1: 1 afirma que Dios es antes de todo lo que existe y que es, en forma excluyente, la única causa de todo lo demás.  Este versículo es el fundamento de todo pensar correcto en cuanto al mundo material.  Aquí resalta la impresionante verdad de que, "al formar el mundo, Dios no se valió de materia preexistente" (3JT 258).

·        Ninguna declaración podría ser más apropiada como introducción de las Sagradas Escrituras.  Al principio el lector conoce a un Ser omnipotente, que posee personalidad, voluntad y propósito, existiendo antes que todo lo demás y que, por lo tanto sin depender de nadie más, ejerció su voluntad divina y "creó los cielos y la tierra".

·        No debiera permitirse que ningún análisis de cuestiones secundarias concernientes al misterio de una creación divina, ya sea en cuanto al tiempo o al método, oscureciera el hecho de que la verdadera línea divisoria entre una creencia verdadera y una falsa acerca del tema de Dios y el origen de nuestra tierra consiste en la aceptación o el rechazo de la verdad que hace resaltar este versículo.

·        Aquí mismo debiera expresarse una palabra de precaución. Durante largos siglos los teólogos han especulado con la palabra "principio", esperando descubrir más de los caminos misteriosos de Dios de lo que la sabiduría infinita ha visto conveniente revelar.

·        No sabemos nada del método de la creación más allá de la sucinta declaración mosaica: "Dijo Dios", "y fue así", que es la misteriosa y majestuosa nota dominante en el himno de la creación. 

·        Establecer como la base de nuestro razonamiento que Dios tiene que haber hecho así y asá al crear el mundo, pues de lo contrario las leyes de la naturaleza hubieran sido violadas, es oscurecer el consejo con palabras y dar ayuda y sostén a los escépticos que siempre han insistido en que todo el registro mosaico es increíble porque, según se pretende, viola las leyes de la naturaleza. ¿Por qué deberíamos ser más sabios que lo que está escrito?

 

Muy en especial, nada se gana con especular acerca de cuándo fue creada la materia que constituye nuestro planeta.  Respecto al factor temporal de la creación de nuestra tierra y todo lo que depende de esto, el Génesis hace dos declaraciones:

 

·        "En el principio creó Dios los cielos y la tierra" (Gén. 1:1).

·        "Acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo" (Gén. 2: 2).

 

Los pasajes afines no añaden nada a lo que se presenta en estos dos textos en cuanto al tiempo implicado en la creación.  A la pregunta: ¿Cuándo creó Dios "los cielos y la tierra"? y a la pregunta: ¿Cuándo completó Dios su obra?, tan sólo podemos contestar: "Acabó Dios en el día séptimo la obra" (Gén. 2: 2), "porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día" (Exo. 20: 11).

 

Estas observaciones acerca del relato de la creación no se hacen con el propósito de cerrar el debate, sino como una confesión de que no estamos preparados para hablar con certeza si vamos más allá de lo que está claramente revelado.  El mismo hecho de que tanto dependa del relato de la creación, aun el edificio completo de las Escrituras, impulsa al piadoso y prudente estudiante de la Biblia a restringir sus declaraciones a las palabras explícitas de las Sagradas Escrituras.  Ciertamente, cuando el amplio campo de la especulación lo tienta a perderse en divagaciones en áreas no diagramadas de tiempo y espacio, no puede hacer nada mejor que enfrentar la tentación con la sencilla réplica: "Escrito está".  Siempre hay seguridad dentro de los límites protectores de las comillas bíblicas (1CBA220).

 

 

II. LA EXPIACIÓN  Y EL AMOR DE DIOS

 

1. ¿Qué es la expiación?

 

Del hebreo kippurîm, literalmente, "cubiertas"; de los verbos  kâfar, "cubrir", "hacer expiación", "reconciliar"; y kipper, "cubrir pecados"; kappêr, "sustitución"; del griego katallague, "reconciliación".

 

·        La expiación es una obra exclusiva de Dios a través de Cristo a favor de los seres humanos pecadores. Dios ha decidido  voluntariamente  proporcionar la salvación que necesitamos. La expiación es la obra de Dios por nosotros

·        La doctrina de la expiación revela claramente a un Dios que no está separado, sino uno que desciende a nuestro nivel con el propósito de participar de nuestra miseria, e incluso, tomarla sobre sí mismo. Se puede identificar, no solo con nuestro gozo y nuestra felicidad, sino también con nuestro sufrimiento y nuestro dolor. Él dijo a Moisés: “Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias” (Éxo. 3: 7).

 

Los escritores bíblicos presentan a Dios como ansioso de una reconciliación, y muestran que él ha hecho las provisiones necesarias para lograr esto.  No es necesario cambio alguno de parte de él para producir la reconciliación, porque el hombre en su estado natural es un pecador que ni siquiera tiene el deseo de ser reconciliado, y por lo tanto es necesario un cambio de su parte.  Es el pecador quien debe ser "cubierto" o reconciliado con Dios, no Dios con respecto al pecador.

El sistema ritual proporcionaba una ilustración objetiva de cómo los hombres se pueden reconciliar con Dios.  La sangre de los animales sacrificados proveía la cobertura objetiva (Lev. 17:11), pero esta sangre no podía, en sí misma y por sí sola, cubrir realmente al pecador (Heb. 10:1, 4, 6, 8, 11).  Sólo si por fe veía en ella un símbolo de la sangre de Cristo y aceptaba la promesa de la gracia divina así representada, era "cubierto" en la realidad y de ese modo reconciliado con Dios (Heb. 10:10, 12, 14-18).  A esta "cobertura" siempre le acompañaban el perdón de los pecados y la aceptación divina (Lev. 4:20; Núm. 15:25). Dios quedaba satisfecho con la sinceridad de propósito de la persona en cuyo favor se hacía la "cobertura", y no hacía nuevas acusaciones contra ella mientras permanecieran en armonía con él.

 

Unas pocas ilustraciones del uso de la palabra "expiación" en el Antiguo Testamento serán suficientes para aclarar su significado.  El santuario y sus objetos estaban hechos con materiales comunes, y era necesario "cubrirlos", o "hacer expiación" por ellos, antes de ser entregados al uso sagrado (Exo. 29:36, 37; 30:10; Lv. 8:15).  Aarón y sus hijos eran personas corrientes, y del mismo modo debieron ser "cubiertos" cuando fueron separados para el sacerdocio (Exo. 29:35; Lev. 8:34).  También se indicaba una cubierta de sangre por los pecados de la congregación entera (Lev. 4:20; Núm. 15:25), por los de las personas individuales (Lev. 4:27-35; Núm. 15:28) y por diversas formas de impureza ritual (Lev. 12:7, 8; 14:18, 20, 53; 15:28).  Al fin de la serie anual de ceremonias, en un día especial de "expiación" (Lev. 16:21-28; He. 10:1-3), Aarón y sus hijos, los sacerdotes, hacían una "cobertura" específica por las impurezas acumuladas en el año (Lev. 16:6, 11,24), por el santuario y sus muebles (Lev. 16:16-20, 33, 34), y por el pueblo de Israel (Lev. 16:30, 34).  Esto simbolizaba la eliminación completa y final del pecado del universo de Dios.

En el Nuevo Testamento se describe esta obra de expiación con la palabra "reconciliación".  También se usan los vocablos griego hilasterion (Rom. 3:25), hiláskomai (Heb. 2:17) e hilasmós (1 Juan 2:2; 4:10), "propiciación", "ser propicio" o "expiar".  La "cobertura" verdadera ha sido provista por la preciosa sangre de nuestro Salvador, y la reconciliación con Dios es posible mediante la fe en él (Rom. 5:8-11; 2 Cor. 5:17-19). 

 

2. ¿Por qué la expiación y el amor de Dios están relacionados? ¿Cuáles son las implicaciones? ¿Por qué Dios nos ama?

 

“Amados, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios.  El que ama, ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor de Dios hacia nosotros, en que Dios envió a su Hijo único al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: No en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo como víctima por nuestros pecados” (1 Juan 4:7-10).

 

·        “La expiación de Cristo no se llevó a cabo para inducir a Dios a amar a los que de otra manera habría odiado; ni tampoco para producir un amor que no existía; sino que se la llevó a cabo como una manifestación del amor que ya existía en el corazón de Dios, un exponente del favor divino a la vista de los mundos no caídos y de una especie caída... No debemos albergar la idea de que Dios nos ama porque Cristo murió por nosotros, sino que nos amó de tal manera que dio a su Hijo unigénito para que muriera por nosotros” (The Signs of the Times, 30 de mayo de 1893).

 

"Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él, no perezca, sino tenga vida eterna” (Juan 3:16).

 

·        “Cada vez que el Salvador sea levantado delante de su pueblo, éste verá su humillación, su abnegación, su sacrificio, su bondad, su tierna compasión y sus sufrimientos por la raza caída, y comprenderá que la expiación de Cristo no fue la causa del amor de Dios, sino el resultado de ese amor. Jesús murió porque Dios amaba al mundo” (The Review and Herald, 2 de septiembre de 1890).

 

·        “El Padre nos ama, no por causa de la gran propiciación; al contrario, proveyó la propiciación porque nos ama. Cristo fue el medio por el cual él pudo derramar su amor infinito sobre un mundo caído. "Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo". Dios sufrió con su Hijo la agonía del Getsemaní y la muerte en el Calvario; el corazón de Amor Infinito pagó el precio de nuestra redención” (The Home Missionary, abril de 1893).

 

“¡Mirad qué gran amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios! ¡Y lo somos!  Por esto el mundo no nos conoce, porque no lo conoce a él” (1 Juan 3:1).

·        El poder del amor de Dios es tan grande que es capaz de restaurar su valor a los pecadores arrepentidos. A través del Espíritu, el amor divino es derramado en el corazón de los que encuentran en Cristo a su Savador y que por la fe habitan en Dios y Dios en ellos (Rom. 5: 5; 1 Juan 4: 13).

·        Nuestro más alto valor se encuentra en nuestra unión con Dios restaurada a través de la manifestación del amor de Dios en Cristo. En otras palabras, el amor nos hace valiosos en la medida en que nos une a Dios, la persona más valiosa en el universo. Es el objetivo de la expiación lograr ese máximo acto de reunión en el ámbito cósmico.

·        Jehová Emanuel, "en el cual están escondidos todos los tesoros de sabiduría y conocimiento" y en el cual "habita toda la plenitud de la Divinidad corporalmente", conocerle, poseerle, mientras el corazón se abre más y más para recibir sus atributos, saber lo que es su amor y su poder, poseer las riquezas inescrutables de Cristo, comprender mejor "cuál sea la anchura y la longura y profundidad y la altura, y conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de da plenitud de Dios", "ésta es la herencia de los siervos del Señor, ésta es la justicia que deben esperar de mí, dice el Señor" (DMJ 35).

 

Al hombre caído le fue revelado el plan de infinito sacrificio por el cual se lograría la salvación.  Nada sino la muerte del amado Hijo de Dios podía expiar el pecado del hombre, y Adán se maravilló por la bondad de Dios al proporcionar tal rescate por el pecador.  Por el  amor de Dios, una estrella de esperanza iluminó el terrible futuro que se extendía delante del transgresor. Mediante el establecimiento de un sistema simbólico de sacrificios y ofrendas, la muerte de Cristo había de estar siempre delante del hombre culpable, para que pudiera comprender mejor la naturaleza del pecado, los resultados de la transgresión y el mérito de la ofrenda divina.  Si no hubiese habido pecado, el hombre no hubiera conocido nunca la muerte.  Pero en la víctima inocente contemplaba los frutos del Hijo de Dios en su lugar.

 

3. Además de que Dios es Amor, Eterno y Creador, ¿Qué otras características de la naturaleza de Dios se describen en  la Biblia?  

 

III. DIOS ES SANTO

·        Alguien dice: “¿Por qué necesito un Salvador? No soy malo, realmente no tan malo como muchos otros”. ¿De qué modo nuestra comprensión de la santidad de Dios nos ayuda a responder correctamente a esa persona?

1. ¿Cuál es el mensaje  central  del siguiente texto?

 

“¿A qué, pues, me haréis semejante o me compararéis? dice el Santo. Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio” (Isa. 40:25,26).

 

El atributo característico de Dios no es tanto su gran sabiduría o poder como su perfecta santidad. He ahí el secreto de su sabiduría y su poder. La justicia es el cimiento de su trono. En agudo contraste con Dios, las deidades paganas -Baal, Moloc, Istar, entre otros.- son viles criaturas, la deificación misma de los vicios y las pasiones de los hombres.

 

“Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados (Isa. 57:15).

·        La santidad de Dios señala de una forma especial a su naturaleza en contraste con la creación.

·        La Creación es la primera actividad divina revelada a nosotros sin la cual difícilmente se podría decir algo significativo acerca de Dios.

·        De hecho, según las Escrituras, lo primero que sabemos acerca de Dios es que es el Creador (Gén. 1: 1). Es a partir de esta verdad bíblica fundamental que todas las demás verdades fluyen en una forma armónica y coherente.

·        Todo empezó en el momento en que Dios creó criaturas libres. Y es dentro del marco de referencia de la doctrina bíblica de la creación y la intromisión de la anomalía del mal que también podemos hablar de la necesidad de, y de la provisión que Dios ha hecho de la, expiación. ¿Quién es este Dios que ha creado? Él es el Santo.

·        Si los hombres únicamente levantaran la vista al cielo, tendrían el privilegio de contemplar una evidencia innegable del Creador y Sostenedor de todas las cosas (Sal. 19: 1-3; Hech. 14: 17; Rom. 1: 19-23).

·        Por así decirlo, Dios está entronizado más allá de los ejércitos de estrellas que llenan el cielo, gobernando el universo que creó. Cuando consideramos el número de estrellas, su orden y disposición, su gloria y hermosura, no podemos menos de quedar impresionados por nuestra propia insignificancia y el poder de Dios que todo lo trasciende. Todos los cuerpos celestes siguen su ruta designada; cada uno tiene su nombre y su lugar; cada tino tiene su papel que desempeñar en la gran procesión sideral.

·        La santidad de Dios deja espacio para acercarse a sus criaturas.

·        Aquel que es Santo dice: “Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu” (Isa. 57: 15).

·        Nuestro singular Dios ha escogido ser “el Santo de Israel’ De este modo es, tanto el Dios que está distante por su naturaleza y en su esencia, como el Dios que está muy cerca de nosotros.

·        Su proximidad pone su santidad al servicio de su pueblo, que a veces se ve amenazado por las fuerzas del caos y del mal.

·        En su santidad se aproxima a nosotros “para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados”.

·        El Santo es el Rey de toda la tierra, que mora en su santo templo (Sal. 47: 7-8), y que también protege a su pueblo (Salmo 89: 18). Es el Santo que a través de su majestuosa presencia y actos sublimes salva y redime a su pueblo de la opresión del enemigo: “Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador” (Isa. 43: 3); “Redentor vuestro, el Santo de Israel” (Isa. 43: 14).

IV. DIOS ES OMNISCIENTE

·        Dios sabe todo lo que respecta a ti, cosas que nadie más ni siquiera sospecha. Y, a pesar de ese conocimiento, él todavía te ama. ¿De qué modo esto debería influir sobre la forma en que tratas a otros, a pesar de las faltas de ellos?

·        Un Dios de amor, quien es también un Dios de justicia, ¿Será acaso un ser que manifiesta actitudes polares o lineales? ¿Cómo puede Dios ser justo y ser todo amor al mismo tiempo?

·        Si la inclinación de Dios es el amor y la muestra al pecado, ¿Cómo podemos reaccionar ante Dios de forma coherente?

·        Si esperamos que Dios nos ame, ¿Qué espera él de nosotros?

·        ¿Cómo puedes lograr que el amor de Dios se convierta en algo real en tu vida?

1. ¿Qué nos enseñan los siguientes textos acerca del conocimiento de Dios? ¿De qué modo sabes que Dios es omnisciente? ¿Qué evidencia puedes encontrar de esto en las Escrituras? (Salmo 139:1-4, 15, 16; Isaías 46:10; Mateo 10:30)

 

“Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. ¿Y quién proclamará lo venidero, lo declarará, y lo pondrá en orden delante de mí, como hago yo desde que establecí el pueblo antiguo?  Anúncienles lo que viene, y lo que está por venir” (Isa. 44:6,7).

 

·        En este texto se exponen algunos de los atributos más notables de Dios.  El es (1) Jehová,  (2) Rey de Israel, (3) Redentor de Israel, (4) Comandante de los ejércitos celestiales, (5) el Eterno, el "primero" y el "postrero" y (6) el único Dios verdadero.

 

“Proclamad, y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová?  Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí. Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más” (Isa. 45:21,22).

 

·        La justicia y la misericordia son los principios que determinan todo el trato de Dios con los hombres. Satanás sostiene que esas cualidades son incompatibles, y que Dios no es misericordioso con sus criaturas cuando emplea la justicia divina, y que no es justo cuando es misericordioso.

·        El plan de salvación fue trazado para demostrar que esta acusación es falsa. “La misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron. (Sal. 85: 10).

·        El precioso ejemplo de paralelismo sinónimo expuesto en este versículo une en cada frase los dos atributos principales del carácter de Dios: “Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad”. Estos atributos del carácter de Dios corresponden a compasión y fidelidad, "la gracia y la verdad", Juan 1:17). En estas pintorescas figuras de personificación se resume todo el plan de salvación (PP 361).

·        La justicia y el perdón, aparentemente distanciados entre sí, se abrazan como amigos que se aman (DTG 711).

 

“Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” (Isa. 46:9,10).

 

·        Dios es quien ordena y dispone en todo lo que tiene que ver con la tierra y con el cielo.  El es quien define las tareas que los hombres deben realizar para él, e instruye a sus siervos en cuanto al momento preciso de poner por obra sus decretos.  Los propósitos de Dios han sido ordenados desde el mismo comienzo, y siglo tras siglo Dios llama a los hombres a cumplir su voluntad.

 

·        Dios conoce el futuro tan bien como el pasado.  Satanás sabe algo de lo que ha de venir, pero lo que sabe lo ha aprendido de lo que Dios ha revelado.  Además, puede en parte predecir el curso de acción que adoptarán los que están bajo su control.  Pero sólo Dios puede en verdad predecir el futuro.

 

REFLEXIONES Y APLICACIONES PARA LA VIDA

Mí querido(a) amigo(a) o hermano(a): ¿Cuáles de las características divinas consideras que tiene el mayor impacto en tu vida? ¿Qué es la expiación? ¿Por qué algunos de nosotros todavía creemos que es necesario hacer algo para que Dios nos salve? ¿Por qué tenemos que obedecer, si el amor de Dios es incondicional? ¿Como puedes perdonar a alguien que no reconoce haberte hecho daño? ¿Cómo es el perdón de Dios? ¿Por qué es tan difícil para muchos de nosotros perdonar sin guardar rencor? ¿Cuáles pueden ser algunas de las consecuencias físicas y emocionales de no perdonar? ¿Cuánto te amas a ti mismo? ¿Cuánto amas a los que te rodean? ¿Tienes dificultad de aceptar el don del amor de Dios para poder amar a los demás? ¿Cuán baja o alta está tu auto estima?

Reflexiona conmigo el siguiente texto: “Cristo toma al pecador en su más profunda degradación y lo purifica, refina y ennoblece.  Contemplando a Jesús tal como es, se transforma el pecador y es elevado a la misma cumbre de la dignidad, llegando aun a sentarse con Cristo en su trono. El plan de la redención responde a cada emergencia y a cada necesidad del alma.  Si fuera deficiente en alguna forma, el pecador podría hallar excusa. Pero el Dios infinito conocía cada necesidad humana y ha hecho amplia provisión para suplirla. ¿Qué, pues, podrá decir el pecador en el gran día del juicio final?” (A fin de conocerle, p. 99).

Manos a la obra:

  1. Acepta el amor de Dios.
  2. Medita el sacrificio expiatorio de Cristo hecho por ti.
  3. Expresa los actos de bondad y amor que Dios a hecho en tu vida y de tu familia.
  4. Observa las expresiones de amor de una madre hacia su hijo y compara esta relación con la de tu Padre celestial.
  5. Vive como si fueras un hijo o hija muy amada.
  6. Refleja el amor de Dios con los demás creyentes  y con tu círculo de influencia.

Resumen: Dios quiere re-crear criaturas nuevas en este mundo dañado por el pecado. Permitamos que él haga esto en nosotros cada día

Ore conmigo, por favor…"En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. (1 Juan 4: 10)…Feliz sábado

Elaboró: Delfino Jarquín, Si usted gusta ver los demás comentarios, temas de interés y enlaces inmediatos. Haga clic en:

http://www.vivafeliz.es.tl

http://groups.google.com.mx/group/fino2008escuelasabatica/files

http://www.pmministries.com/CEES/2008/ES4/Index.html

http://comentariosdeescuelasabatica.blogspot.com; http://www.adventistas.com.mx.

Bibliografía: Rodríguez Ángel Manuel, La Expiación y la Cruz de Cristo, Guía de estudio de la Biblia, Edición para maestros, octubre-diciembre de 2008__Notas de E.G. White para las Lecciones de la Escuela Sabática,  octubre-diciembre de 2008__G. White Ellen: El camino a Cristo, La Historia de la redención, El Deseado de todas las gentes, Conflicto de los siglos__Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día: Comentario Bíblico adventista del Séptimo Día, Tomo I, IV, V &,VII- Diccionario Bíblico Adventista del Séptimo día, - Creencias de los Adventistas del Séptimo Día, 1988 & 2006, _D. Thomas Jerry, Las 28 Creencias fundamentales para mí, APIA, 2007_Stephanie Lorena, Treasha Toussaint, Soliwazi Khumalo, et al, La Expiación y la Cruz de Cristo , Guía de es estudio de la Biblia para jóvenes, El universitario, octubre-diciembre de 2008.

Hermanos y maestros de la Escuela Sabática, espero que les pueda servir de ayuda este material. El propósito es, abarcar toda la lección de la semana; considerando los objetivos principales y aplicándolos en nuestra vida cristiana...gracias por las sugerencias y comentarios que nos han enviado; que la honra y la gloria sea para Dios. Si gusta escribirnos este es el correo: delfino_comessab@hotmail.com;  delfinosabbathschoolcomment@gmail.com  ¡Dios les bendiga  en cada una de sus actividades!, y esperando pronto la bendita esperanza de la Segunda Venida de Cristo Nuestro Señor, se despide su hermano en Cristo: Defino Jarquín López.

 

No olvides tus compromisos  
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
Lecciones y comentarios para la escuela sabática_Segundo trimestre de 2014  
  Cristo y su Ley

Autor: Keith Burton

Lecciones y Comentarios para la escuela sabática-Segundo trimestre_Abril - Junio de 2014

Compilador: Delfino J.
Sin fines de Lucro_completamente gratis sin recibir nada a cambio
 
Cristo y su Ley  
  1. Las leyes en los días de Cristo (Levítico 1:1-9; Deuteronomio 17:2-6; Lucas 2:1-5;Hebreos 10:28; Santiago 2:8-12)
2. Cristo y la Ley de Moisés (Éxodo 13:2,12; Deuteronomio 22:23,24; Mateo 17:24-27; Lucas 2:21-24; 41-52; Juan 8:1-11)
3. Cristo y las tradiciones religiosas (Isaías 29:13; Mateo 5:17-20; 23:1-7; 15:1-6; Romanos 10:13)
4. Cristo y la Ley en el Sermón del Monte (Mateo 5:17-37; Lucas 16:16; Romanos 7:24)
5. Cristo y el sábado (Génesis 2:1-3; Isaías 65:17; Mateo 2:23-28; Juan 5:1-9; Hechos 13:14; Hebreos 1:1-3)
6. La muerte de Cristo y la Ley (Hechos 13:38,39; Romanos 4:15; 7:1-13; 8:5-8; Gálatas 3:10)
7. Cristo, el fin de la ley( Romanos 5:12-21; 6:15-23; 7:13-25; 9:30-10:4; Gálatas 3:19-24)
8. La Ley de Dios y la ley de Cristo
9. Cristo, la Ley y el evangelio
10. Cristo, la Ley y los pactos
11. Los apóstoles y la Ley
12. La iglesia de Cristo y la Ley
13. El reino de Cristo y la Ley
 
Usted es el 328282 visitantes (718357 clics a subpáginas) . ¿Conoces a Dios?
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=