Lecciones y comentarios de la Escuela Sabática_Abril-Junio 2018: Preparación para el tiempo del fin
La puntualidad es respetar el tiempo de los demás y además tu palabra te da credibilidad  
  PRINCIPAL_Inicio_Lecciones de escuela sabática y comentarios por Delfino Jarquín L
  02_Lecciones de escuela sabática en audio y diálogo bíblico comentarios de las lecciones del segundo trimestre: abril-junio de 2018 "Preparación para el tiempo del fin"
  02_Comentarios y Libro complementario de las lecciones de escuela sabática abril-junio de 2018_PREPARACIÓN PARA EL TIEMPO DEL FIN
  TELEVISION en linea-ESPERANZA TV-100% adventista-2018
  Radio_Sol_en vivo_adventista del septimo dia_Puerto Rico-2016 actualizado
  HIMNARIO ADVENTISTA COMPLETO EN VIDEO-POWER POINT-LETRA Y CANTADO
  613 Pistas del himnario adventista nuevo de 2009
  VIDEOS DEL HIMARIO ADVENTISTA_POWER POINT_musica y letra_01 al 399 y de 500 al 507
  MI CORITERO 2009_50 coritos adventistas en Word
  Comentarios de las lecciones de las lecciones de escuela sabática cuarto trimestre octubre-diciembre de 2014_La Espístola de Santiago_en videos you tube _Asociación Metropolitana México DF
  01_Audio de las lecciones de la escuela sabática primer trimestre_enero-marzo de 2017_actualizacion cada semana
  01_Lecciones de la Escuela Sabática_alumno y maestro_Primer Trimestre:enero-marzo de 2017
  El DISCIPULADO CRISTIANO comentarios D. Jarquín L.(Material auxiliar para las lecciones de esc sab 2008_puedes 1trim de 2014)
  Libro_El conflicto de los siglos_E. G. White_audio
  28 creencias fundamentales de los adventistas en Power Point
  04_Lecciones de escuela sábatica_Cuarto Trimestre_octubre-diciembre de 2013_EL SANTUARIO
  03_Revival and Reformation_Quarter 3, 2013
  02 Guia de estudio de la Biblia_Abril-Junio 2013_"Buscad a JEHOVÁ, y vivid"
  Himnario adventista_videos_500 al 507
  Lecciones de escuela sabática_Primer trimestre_ Enero_Marzo 2013_Los orígenes
  Lecciones de escuela sabática_Cuarto trimestre de 2012_Crecer en Cristo
  1 Libro complementario para la escuela sabática_primer trimestre de 2012_Fulgores de Dios
  Lecciones de escuela sabatica_Terce trimestre de 2012_1 y 2 Tesalonicenses
  Lecciones para la escuela sabática_segundo trimestre de 2012_Evangelismo y Testificación
  La Biblia hablada
  Lecciones para la escuela sabática_primer trimestre de 2012_Vislumbres de nuestro Dios
  Temas de AUTOESTIMA-SUPERACION PERSONAL y reflexiones para la vida para el siglo XXI_por Delfino J.
  28 CREENCIAS FUNDAMENTALES DE LOS ADVENTISTAS
  Audio 527 pistas para cantar con el Himnario Adventista en midi
  527 pistas para cantar con el Himnario Adventista en midi
  Audio_47 pistas de coritos adventistas en midi
  VIDEOS_MARIACHI MISIONEROS DEL REY
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA PARA ADULTOS en audio con textos biblicos_primer trimestre de 2011_Jesus lloro_La Biblia y las emociones humanas
  LIBRO COMPLEMENTARIO 4 _Cuarto trimestre de 2010_Personajes secundarios del Antiguo Testamento
  => Capitulo No. 01_Relatos e historia
  => Capitulo No. 02_Caleb: Vivir y esperar
  => Capitulo No. 03_Ana_como aprendedora de ser alguien
  => Capitulo No. 04_Jonatán: Nacido para ser un grande
  => Capitulo No. 05_Abigail_No se permitió ser victima de las circunstancias
  => Capitulo No. 06_Urías_La fe de un extranjero
  => Capítulo 7_Abiatar_ El sacerdote que fue y no fue
  => Capitulo No. 08_Joab_El debil hombre fuerte de David
  => Capitulo_09_Rizpa_La que pone reyes y construye naciones
  => Capitulo 10_El profeta sin nombre_La obediencia no es una opción
  => Capitulo 11_La viuda de Sarepta_El despertar de la fe
  => Capitulo No. 12_Giezi_Perder la Marca
  Lecciones del cuarto trimestre de 2011 en ingles
  COMENTARIOS Y LECCIONES DE ESCUELA SABATICA ANTERIORES
  4 LIBRO COMPLEMENTARIO_cuarto trimestre de 2011_GALATAS
  LECCIONES PARA LA ESCUELA SABATICA_cuarto trimestre de 2011_El evangelio en Galatas
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Tercer trimestre de 2010_La redención en Romanos
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Tercer trimestre de 2010_La redención en Romanos_con textos bíblicos
  3 LIBRO COMPLEMENTARIO_LA ADORACIÓN EN EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS
  Comentario Biblico Adventista_La Epístola del Apóstol San Pablo a los ROMANOS_Material auxiliar para el Estudio de las Lecciones de Escuela Sabàtica_Tercer Trimestre de 2010_"LA REDENCIÒN EN ROMANOS"
  LIBRO 01_COMPLEMENTARIO_Primer Trimestre de 2011_Jesús lloró_La Biblia y las emociones humanas
  LIBRO_3_COMPLEMENTARIO_TERCER_TRIMESTRE_DE_2010_LA REDENCION EN ROMANOS
  Radio_Internet_Full Adventistas Radio
  Contador de visitas
  Libro de visitantes
  Contacto
  Mi Tweeter
  Enlaces inmediatos para estudiar las lecciones de escuela sabática
  ENLACES a otros sitios de ESCUELA SABATICA
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos_PRIMER TRIMESTRE DE 2011_Jesus lloro_La Biblia y las emociones humanas
  2 LIBRO COMPLEMENTARIO_ Vestidos de gracia_ De hojas de higuera a un manto de justicia
  Videos coritos adventistas para tu grupo pequeño para tu pc
  LECCIONES DE ESCUELA SABATICA para adultos. Cuarto trimestre de 2010_PERSONAJES SECUNDARIOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO
  Lecturas de la Biblia
  LECCIONES PARA LA ESCUELA SABATICA_TERCER TRIMESTRE DE 2011_LA ADORACION_CON TEXTOS BIBLICOS
  LIBRO_2_COMPLEMENTARIO_SEGUNDO_TRIMESTRE_DE_2010_SALUD Y SANIDAD_Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día
  LIBRO_1_COMPLEMENTARIO_PRIMER_TRIMESTRE_ DE 2010_EL FRUTO DEL ESPÍRITU_Richard W. O'Ffill
  LIBRO COMPLEMENTARIO_Tercer trimestre de 2009_Amadas y llenas de amor_Las epístolas de Juan
  LIBRO _COMPLEMENTARIO_Cuarto Trimestre de 2009_Una naciòn en marcha_El libro de Números_ROY GANE
  Comentarios de las Lecciones de Escuela Sabática_Segundo trimestre 2009_Caminar la vida cristiana-Delfino Jarquín L.
  LIBRO COMPLEMENTARIO_Segundo trimestre 2009-Caminar la vida Cristiana
  LIBRO COMPLEMENTARIO-Primer trimestre 2009
  LA EXPIACION Y LA CRUZ DE CRISTO-4o. trimestre de 2008-por Delfino Jarquín
  "AGENTES DE ESPERANZA:LOS GRANDES MISIONEROS DE DIOS" 3o. trimestre 2008 por Delfino Jarquín
  "JESÚS ES MARAVILLOSO" Comentario por Delfino Jarquín
  El fuego refinador
  COMENTARIOS 2008
  Comentario de las lecciones de esc. sab. por Delfino J.- El don profético en las Escrituras y en la historia adventista-2009
  Estudios bíblicos por Delfino Jarquín
  Web_iglesias adventistas del septimo dia
  Asociaciones adventistas del 7o. dia
  Escuche la Santa Palabra de Dios_La Biblia en audio
  La escuela sabática en video desde la Iglesia ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA de Sacramento California EEUU_EL FRUTO DEL ESPIRITU-PRIMER TRIMESTRE 2010
  Mensajes de paz_amor_esperanza-mi bloq_Delfino
  Sermones de audio
  Mas recursos para la escuela sabática y jovenes
  Canales de Tv y radio adventisas_videos_audio_inspiradores
  El apóstol Pablo y sus viajes misioneros
  Poemas Cristianos
  Curso bíblico, Verdades bíblicas y Seminarios de Apocalipsis por Está Escrito
  Videos-cantos_Jesús- Salvación-Perdón-Fe y Superación Personal-Defino J.
  Seminarios de Daniel y Apocalipsis...y más
  20_Lecciones de la fe de Jesús_en audio
  Comentario Biblico Adventista_Hechos de los apóstoles_material auxiliar para estudiar el contexto histórico_La Redención en Romanos
  100 estudios de la Biblia_Aqui tienes la respuesta_Por Delfino J.
  20 Ilustraciones para tus sermones
  Libros del Espíritu de Profecía-EGW
  Reposo divino para la inquietud humana por Dr. Samuele Bacchiocchi
  20 himnos adventistas cantados_para el estudio de la fe de Jesús
  Peliculas cristianas infantiles
  20 Himnos cantados adventistas para el estudio de las lecciones de la Fe de Jesus
  Libros del Espiritu de Profecia_audio
  Portales adventistas
  Toda la Biblia y los libros del Espiritu de profecia
  RECURSOS DIADACTICOS ESCOLARES_secundaria_ciencia y tecnlogia_matematicas e ingles_mantenimiento electrónico
  Cambio de horario
  Otros
  Materiales didacticos y reflexiones en power point
Capitulo No. 08_Joab_El debil hombre fuerte de David

Libro Complementario

 

IV Trimestre de 2010

 

La historia poco contada

 

Personajes secundarios del Antiguo Testamento

 

Chantal y Gerald Klingbeil

 

Capítulo ocho

 

Joab: El débil hombre fuerte de David

 

Imagine

 

Imagine que descubre la siguiente carta: Para: Su alteza real, el honorable Absalón, hijo de David De: Joab, hijo de Sarvia, comandante del Ejército Sobre mi cebadal y cuestiones relacionadas. Apreciado Señor: Se me ha informado que mi cebadal, adyacente al que vos tenéis en el vecindario de Jerusalén, fue ayer objeto de un incendio intencional provocado por vuestros siervos. Estoy convencido de que estáis al corriente de tal atropello. Como bien sabéis, la cebada estaba madura y a punto para la siega. Su destrucción ha significado una importante pérdida económica para mis intereses.

 

Estoy consciente de que no he respondido a vuestras invitaciones para que sostengamos una reunión. Ocurre que estaba comprometido en otras actividades muy absorbentes. Entiendo que queráis reuniros conmigo para discutir el asunto de concertar una audiencia con vuestro padre, el rey David.


Opino que este no es el momento más idóneo para una reunión con él y que no produciría los resultados favorables que deseáis. Sin embargo, atendiendo a los acontecimientos recientes, solicitaré una audiencia. El rey escucha mis consejos, y como siempre, espero ser de utilidad. Permitidme que os recuerde que mi motivación y mi celo permitieron vuestro regreso a la zona. Dos años atrás me hice cargo personalmente de persuadir a su Majestad para que os trajera de vuelta de vuestro exilio en Ge-sur. Planeé el suceso de «la mujer de Tecoa», invertí un tiempo considerable en formarla y corrí con los gastos financieros. Mi objetivo era traeros de vuelta a la arena política de Jerusalén. Con todo, me di cuenta de que el sen-timiento negativo de la opinión pública respecto a vuestra implicación en la muerte de vuestro hermano Amnón no había desaparecido del todo, y por esa razón no facilité una reconciliación inmediata con vuestro padre el rey. A causa de mi extensa experiencia política y la influencia sobre las fuerzas armadas, estoy convencido de que mis servicios serán de un valor incalculable para vuestra Alteza y vuestras futuras aspiraciones políticas. Confío que en el futuro sabréis valorar mi apoyo como yo valoro ahora el vuestro. Atentamente, Joab. Personajes Joab: Las Escrituras describen a Joab (cuyo nombre significa «Jehová es padre») como el sobrino del rey David. No mencionan el nombre de su padre, pero el de su madre Sarvia aparece 25 veces, lo que sugiere su importancia e influencia. Según 1 Crónicas 2:16, sabemos que era la hermana de David. Joab, junto con sus hermanos Abisai y Asael, desempeñó un papel esencial en el ascenso de David al trono y su posterior gobierno. En 1 Crónicas 11:6-8 se describe el valor de Joab cuando «subió él primero» a atacar a los jebuseos, quienes controlaban Jerusalén antes de que se convirtiera en la capital de David. Joab era un genio militar. Por desgracia, también tenía un carácter violento, como lo demuestra el asesinato a sangre fría de Abner, relatado en 2 Samuel 3:27. Joab era leal a la casa de David, aun cuando pareciera que tenía otras ideas respecto a cómo iban las cosas cuan-do se enfrentó a decisiones y dilemas morales.

David: Sus interacciones con su leal comandante en jefe a menudo parecían hacer florecer el lado oscuro de su reinado como rey elegido por Dios. Inmediatamente después de su segunda coronación como rey en Hebrón (en esta ocasión por todo Israel, ver 2 Samuel 5:1-5), sale a fundar una nueva capital, pero se da cuenta de que favorecer una tribu o una región sobre las demás, en lugar de fortalecer su reino lo debilitaría, y dejaría el paso libre a futuros conflictos dinásticos. Tras la conquista de Jerusalén (versículos 6-16), el segundo logro esencial de David como rey sobre todo Israel es la derrota avasalladora de los filisteos, quienes al enterarse de que David había ascendido al trono, atacan al rey recientemente coronado con todas sus fuerzas (versículo 17). La acción estratégica final de David durante ese crucial periodo es el traslado del Arca de la Alianza a su recién fundada capital de Jerusalén (2 Samuel 6). Joab desempeñó un papel prominente durante los dos primeros traslados, pero no se lo menciona cuando el arca llega a Jerusalén. Abisai: Era sobrino de David y hermano de Joab. También sirvió como jefe del ejército de David y era considerado un bravío guerrero, reconocido por su arrojo y valentía. En una ocasión salvó la vida de David en una emboscada con los gigantes filisteos (2 Samuel 21:15-17) y al parecer dirigió una tropa de treinta guerreros, que era como una especie de «milicia especializada» de David (2 Samuel 23:18, 19). Abisai pertenece claramente a la línea dura del gobierno (2 Samuel 19:21). David se refiere a Abisai como su adversario (shatán en hebreo) después que este sugiere que se ejecute a todo aquel que se haya opuesto a David durante la rebelión de Absalón (versículo 22). Asael: El hermano menor de Joab también pertenecía a la tropa especializada de los «treinta de David» (2 Samuel 23:24) además de ser el comandante de la cuarta división de su ejército (1 Crónicas 27:7). Aparentemente, Asael era un excelente corredor (2 Samuel 2:18), lo que le permitió perseguir a Abner, el general de Saúl, después de la batalla de Gabaón. Tras desoír los repetidos requerimientos de Abner de no entrar en combate con él, este lo mata en defensa propia (versículos 18-23). Su muerte dispone el escenario para que Abner muera a manos de Joab, quien lo asesinó como venganza por la muerte de su hermano Asael (2 Samuel 3:26-32). Abner: El experimentado general de Saúl dio apoyo al débil reino de Isboset durante los primeros años del reinado de David sobre Judá en Hebrón. Después que el rey israelita lo acusara de dormir con Rizpa, una de las concubinas de Saúl, Abner decidió cambiar de bando y ofrecer sus servicios a David, quien satisfecho lo aceptó en la corte. Murió asesinado (sin previo conocimiento de David) a manos de Joab a causa de la muerte de Asael. Para más información sobre Abner, véase el capítulo sobre Rizpa.


 

Información sobre el contexto

 

La monarquía unitaria de David y Salomón del siglo X a. C. ha estado en la mira de los eruditos críticos durante las últimas décadas, y su historicidad ha sido repetidamente puesta en tela de juicio.  A pesar de la descripción bíblica de sus reinos, algunas instancias han cuestionado la mera existencia de David y Salomón, aunque el descubrimiento de la inscripción de Teí Dan en 1993 parece haber silenciado a los críticos más acérrimos. Tal como lo hemos indicado, la captura de Jerusalén en manos de sus pri-meros habitantes jebuseos fue un punto crucial del reinado de David. Al seleccionar una ubicación central que todavía no estaba bajo control israelita y convertirla en la capital del reino, David empieza la ardua tarea de «construir una nación».

La arqueología de Jerusalén es compleja y limitada, ya que la mayoría de las áreas de interés que podrían proporcionar hallazgos significativos (tales como el monte del templo y sus adyacencias) están fuera del alcance de los arqueólogos por sus connotaciones religiosas para tres grandes religiones: el judaísmo, el cristianismo y el Islam. Con todo, cada vez se siguen encontrando más artefactos propios de la Edad del Hierro, lo que invalida la afirmación de algunos eruditos que sugiere que durante los primeros años de la monarquía, Israel no era más que una insignificante aldea o un pueblo. 3 Sin embargo, es preciso destacar que el registro bíblico no describe a David como alguien que se dedicó a la construcción de grandes monumentos u otras edificaciones, sino como alguien que estaba ocupado en la defensa y expansión de las fronteras de su reino en desarrollo. Sus destacadas victorias sobre el archienemigo filisteo (2 Samuel 8:1); el hecho de que los moabitas, los zobabitas y los arameos le rindiesen tributo (versículos 2-8); y su interacción a nivel diplomático con el reino de Hamat y otros (versículos 9, 10), sugieren que el «mini imperio» de David era grande en comparación con los primeros periodos tribales mosaicos. A pesar de que el reino de Da-vid aparentemente se extendió mucho, jamás podemos compararlo con los grandes imperios de Egipto, Asiría o Babilonia. Joab desempeñó uno de los papeles clave en el proceso de construcción nacional. Su leal apoyo a David (basado también en lazos de sangre) y su brillante genio militar proporcionaron a David una poderosa arma para su avance en el control de la región. Acción La primera vez que se menciona el nombre de Joab es en 2 Samuel 2:13, donde se lo relaciona con la batalla entre las fuerzas de Judá y las de Israel en el estanque de Gabaón. Sin embargo, está claro que ya se había puesto a las órdenes de David antes de que este fuera coronado por primera vez. En 1 Samuel 26: 6 se menciona su nombre en relación con su hermano Abisai, cuando David perdona por segunda vez la vida de Saúl. Durante los años que transcurrieron como refugiado el foco de atención recae sobre David y su destreza militar, lo que dejaría poco espacio a los que lo rodeaban. Joab entra en la escena bíblica durante la conquista de Jerusalén (1 Crónicas 11:6-8) al ser el primero en ingresar por el túnel hacia la ciudad fortificada de Jerusalén, con la finalidad de tomarla para David. Durante la rebelión de Absalón estuvo al mando de las tropas de David que combatían contra sus hermanos israelitas, aunque en un principio invirtió considerables energías y tiempo en conseguir que Absalón pudiera regresar a la corte (2 Samuel 14). A menudo, el consejo de Joab resultó útil para David (2 Samuel 12:26-28) y lo hizo entrar en razón cuando lloraba la muerte de su hijo Absalón. También reprochó a David por haber organizado el censo de Israel (2 Samuel 24:3), aunque David se aferró a su condición de rey y desoyó el consejo de Joab.

Tras el fracasado intento de Absalón por hacerse con el poder, David designa a Amasa como comandante en jefe de sus ejércitos a fin de fomentar la reconciliación (2 Samuel 19:13). Sin embargo, como era de esperarse, Joab se disgusta con esta elección y mata a Amasa (2 Samuel 20:10) convirtiéndose sin mucho esfuerzo nuevamente en el líder del ejército de David (versículo 23). Durante los años finales del reinado de David, Joab prestó su apoyo a Adonías, el hijo que David tuvo con Hagit (1 Reyes 1:7). No hay evidencia de que Joab estuviera tratando de derrocar a David, ni de que se tratara de un acto de rebelión. Al fin y al cabo, Adonías era el siguiente en la línea de sucesión al trono. Joab debió disgustarse mucho cuando no se siguió la secuencia tradicional de ascenso al trono. Con todo, su elección fue la gota que derramó el vaso y Joab no sobrevivió a la ascensión de Salomón.

 

En profundidad

 

La Biblia no registra muchos diálogos relacionados con Joab. Más bien, se lo presenta como hombre de pocas palabras y mucha acción. Muchas de estas acciones son sangrientas. En esta sección echaremos un vistazo al discurso más largo que se registra de Joab. Por raro que parezca, es puesto en boca de otra persona. El capítulo 14 de 2 Samuel comienza con la observación de Joab de que David ha perdido a Absalón. La familia de David se había convertido en un verdadero desastre. Tras cometer adulterio con Betsabé y haber ordenado la muerte de su esposo, David parecía haber perdido el respeto moral por su familia. Quizá su propio sentido de la vergüenza, aun después de su arre-pentimiento, lo contuvo a la hora de disciplinar a sus hijos. Cuando Amnón, su hijo mayor, abusó de su hermanastra Tamar, David no hizo nada a pesar de su ira (2 Samuel 13:21). Tamar era hermana de Absalón. Después de esperar dos años hasta que el escándalo que provocó el incidente se olvidó, Absalón mató a sangre fría a Amnón en una celebración familiar. Entonces huyó a Gesur, donde vivían los parientes de su madre, y permaneció exiliado allí durante tres años.

Aquí la astucia política de Joab ve una oportunidad de oro para matar dos pájaros de un solo tiro: puede reivindicarse con David, y al mismo tiempo ganarse unos puntos con el siguiente rey de Israel en potencia. Joab muestra una gran habilidad al llevar a cabo su plan. En primer lugar, envía a buscar una mujer de Tecoa (2 Samuel 14:2). Puesto que Tecoa era el lugar de ori-gen de los ancestros de Joab, es probable que conociera personalmente a la mujer. La narración bíblica indica que ella era famosa por su sabiduría y astucia. ¿Por qué Joab necesitaba a una mujer astuta? No está claro. Lo que sí está claro es que ella era capaz de salir de una situación difícil por sus propios medios. La implicación en una conspiración para manipular al rey era una cosa seria y potencialmente peligrosa. En el versículo 2 encontramos a Joab tras bastidores moviendo los hilos. Le dice a la mujer qué ropa tiene que vestir y cómo tiene que actuar. Le dicta qué tiene que decir, y además, se asegura que estará presente para poder supervisar el correcto funcionamiento de su «montaje teatral» (versículo 21). Dado que el rey era el juez supremo y se suponía que juzgaba casos especialmente difíciles, la historia de la mujer fue construida para que fuera creíble y engañosa. La historia contiene varios acertijos morales y legales. En esta petición de juicio, David se enfrentaba a un conflicto de deberes; específicamente, el deber de vengar de la muerte de un hermano (Éxodo 21:12) y el deber de asegurar la descendencia de la viuda y de su difunto esposo (Deuteronomio 25:5-10). En 2 Samuel 14:8, David dictó sentencia a favor del hijo y declaró que la muerte no tenía que ser vengada. El primer paso se había completado con éxito y Joab por medio de la mujer astuta, lleva el caso aún más lejos. La sentencia del rey saca a relucir un asunto de culpabilidad. Aunque al hijo se le permitiera vivir, ¿qué sucedería con su culpa? Que el rey tuviera o no el derecho de perdonar al hijo no se menciona, aunque el versículo 9 plantea el asunto, que por supuesto era de gran importancia para David. Como juez supremo, ¿podía perdonar a Absalón? ¿Qué diría la gente? Sobre todo teniendo en cuenta que David había dictado sentencia sin implicarse personalmente. En esta discusión sobre la culpa, la mujer involucró hábilmente a David. Joab, quien había estado con él durante tanto tiempo, sabía que David era un hombre de palabra, e hizo que la mujer insistiera para que David jurara en el nombre de Dios, consciente de que David sería incapaz de incumplir una promesa tal, y a sabiendas de que la historia era una farsa. La promesa de David en nombre de Dios prevalecería (versículo 11). La pregunta de la mujer registrada en el versículo 13 destaca hábilmente que el rey acababa de establecer un precedente legal para la resolución del caso de Absalón. Si su hijo podía salvarse de las consecuencias de sus acciones asesinas, ¿por qué entonces no podía perdonar a Absalón? El uso que Joab hace del pueblo en el versículo 13 demuestra una astucia muy sutil. Joab deja implícito que Absalón era el heredero natural, y por eso le pertenecía al pueblo. El pueblo quería recuperar a su príncipe. David no tendría que preocuparse por la opinión pública, la cual estaba siendo manipulada por Joab.


El versículo 14 es el texto persuasivo principal en toda la argumentación de Joab. Joab usó la imagen del agua derramada para ilustrar que todos debe-mos morir. En otras palabras, todos finalmente tendremos que enfrentarnos al juicio de Dios. Luego, con una brillante comprensión del carácter de Dios, Joab declaró que en lugar de eliminarnos a causa de nuestros pecados, Dios «provee medios para que el desterrado no siga alejado de él». De manera extraña, este texto anticipa la famosa descripción del amor de Dios dada en Juan 3:16. Aquí encontramos la gran paradoja de la vida de Joab. Su teología parece sensata. De hecho, parece que comprendía mejor a Dios que muchos de sus contemporáneos. Sin embargo, no parece que ese conocimiento impregnara su conducta y su vida cotidiana. Jamás pidió que Dios tuviera misericordia de él. Lo sabemos porque tampoco se mostró misericordioso con nadie. En el versículo 15 se mantiene la ficción del caso de la mujer, pero David parece que ya sospecha algo. Su declaración de que tiene miedo parece ambigua. En el versículo 16 se deja atrás la historia y se le hace un requerimiento di-recto a Absalón. El rey ya ha dado su veredicto en el caso de la mujer y ahora se destaca que el caso de Absalón se ajusta aún más a ese veredicto. Podría parecer extraño que el versículo 17 presente a David como un «ángel de Dios», pero el término «ángel» también puede traducirse como «mensajero» o «embajador», y se ajusta al papel de David como alguien que se su-pone que defiende la ley divina. Finalmente, todos se despojan de su disfraz, y en el versículo 19 David pregunta a la mujer si Joab tiene algo que ver con la situación. La mujer afirma que todo es un plan de Joab y narra lo sucedido. Sorprendentemente, David se vuelve a Joab y le ordena que vaya a buscar a Absalón. Después de toda esta discusión sobre la misericordia y de haber impedido que el pecador permaneciera como forajido, es una lástima que ni Joab ni Absalón hayan apreciado, ni mucho menos permitido, la acción del Dios misericordioso en sus propias vidas. A causa de la interferencia de Joab, el escenario queda dispuesto para una terrible rebelión que conduciría a una guerra civil.

Respuestas

La religión políticamente correcta: Mucho antes de la época de Joab, la gente ya usaba la religión con fines políticos. El problema básico de Joab es fácil de describir. Él quería controlarlo todo. Jamás estuvo dispuesto a permitir que Dios hiciera su papel. Es interesante destacar que Joab siguió las órdenes de David a pesar de que estas violaban los mandamientos de Dios, y no tuvo problema en desobedecer las expresas órdenes del rey para obtener algún beneficio. Aunque Joab aparece como alguien totalmente leal a David durante la primera parte de su reinado, no tenemos que esforzarnos mucho para darnos cuenta de que a lo largo de su vida la única fidelidad verdadera que tuvo fue hacia sí mismo. Para él, todas las cosas, incluso la religión, tenían un fin político y se podían usar para su beneficio personal. Joab reconoció el potencial de Absalón y quiso maquinar intrigas con el futuro rey. Sin embargo, en Absalón Joab encontraría la horma de su zapato. Absalón no agradeció a Joab que lo hiciera volver. Sencillamente, Absalón lo usó y no tardó en mostrar a Joab que podía ser tan astuto y peligroso como él mismo. Ab-salón llegó a incendiar los campos de Joab para forzarlo a concertar una audiencia con David (2 Samuel 14:28-33). Después de asesinar a Amasa (2 Samuel 20:10), las acciones de Joab son justificadas con una lealtad que lo vincula a David y a Dios. El pueblo sabía que David era el líder ungido de Dios, y por consiguiente, al serle leal a David estaba mostrando lealtad a Dios. Como Joab se había vinculado con David (a pesar de que el rey se había distanciado explícitamente de él), el pueblo cayó en la trampa de creer que la incuestionable lealtad de Joab significaba, efectivamente, que este era leal a Dios. Una típica táctica de manipulación. Desde el principio del mundo, el diablo se ha deleitado en sembrar confusión. Hoy más que nunca, es fácil confundirnos en una vida que está llena de «trampas morales». A veces aducimos propósitos nobles para justificar algo que es moralmente incorrecto. En la historia de Joab vemos a un hombre que sin duda conoce los hechos y entiende los conceptos de su religión, pero que sigue usando a Dios para lograr sus propios objetivos. A pesar de todo el conocimiento teológico que posee, Dios no tiene ninguna importancia real en su vida. Joab pensaba que como David siempre había sido incapaz de hacer algo por subsanar su mala conducta, él podía vivir a sus anchas y evitar las consecuencias. Olvidó que Dios no es David y que es imposible engañarlo aunque la retribución no llegue de inmediato. Al fin y al cabo, «todo lo que el hombre siembre, eso también segará» (Gálatas 6:7).

Reacción

Chantal: Tuve el privilegio de ser criada en un maravilloso hogar adventista, en el que crecí escuchando las historias de la Biblia. Aunque no soy teóloga, pienso que mi teología está prácticamente intacta. Después de estudiar la historia de Joab, me rehúso a usar la religión como una herramienta para conseguir mis objetivos. En especial, me propongo resistir a la tentación de usar los versículos de la Biblia para obligar a mis hijas que hagan lo que yo quiero. También debo ser cuidadosa en no usar los momentos de oración familiar para expresar mi opinión sobre la conducta de los otros miembros. Después de todo, se supone que es Dios quien debe usarme a mí en mi vida cristiana, y no yo usar a Dios para forzar la aceptación de mis propias ideas.

Gerald: Joab, con sus acciones ambiguas, provoca en mí sentimientos encontrados. Es un hombre de fuertes convicciones que no tiene pelos en la lengua y que está dispuesto a arriesgar su pellejo incluso desafiando al rey si es necesario. Es leal pero testarudo, pues suele pensar que las cosas solo funcionan si se hacen a su manera. No tiene problemas en saltarse las normas si el fin justifica los medios. Pero, un momento: todas estas características abundan a mí alrededor y también en mí mismo. Joab se acoplaría perfectamente al duro mundo de los ejecutivos de negocios del siglo XXI. ¿Podemos imaginar a Joab siguiendo a Jesús y escuchando su Sermón del Monte? Me imagino que el mandamiento de Jesús para que ofrezcamos la otra mejilla lo sacaría de sus casillas. Me pregunto de qué manera «el espíritu de Joab» que me rodea afecta mis valores y mis decisiones. 

 

Compilador: Delfino J.


 

 

No olvides tus compromisos  
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
Lecciones y comentarios para la escuela sabática_Segundo trimestre de 2014  
  Cristo y su Ley

Autor: Keith Burton

Lecciones y Comentarios para la escuela sabática-Segundo trimestre_Abril - Junio de 2014

Compilador: Delfino J.
Sin fines de Lucro_completamente gratis sin recibir nada a cambio
 
Cristo y su Ley  
  1. Las leyes en los días de Cristo (Levítico 1:1-9; Deuteronomio 17:2-6; Lucas 2:1-5;Hebreos 10:28; Santiago 2:8-12)
2. Cristo y la Ley de Moisés (Éxodo 13:2,12; Deuteronomio 22:23,24; Mateo 17:24-27; Lucas 2:21-24; 41-52; Juan 8:1-11)
3. Cristo y las tradiciones religiosas (Isaías 29:13; Mateo 5:17-20; 23:1-7; 15:1-6; Romanos 10:13)
4. Cristo y la Ley en el Sermón del Monte (Mateo 5:17-37; Lucas 16:16; Romanos 7:24)
5. Cristo y el sábado (Génesis 2:1-3; Isaías 65:17; Mateo 2:23-28; Juan 5:1-9; Hechos 13:14; Hebreos 1:1-3)
6. La muerte de Cristo y la Ley (Hechos 13:38,39; Romanos 4:15; 7:1-13; 8:5-8; Gálatas 3:10)
7. Cristo, el fin de la ley( Romanos 5:12-21; 6:15-23; 7:13-25; 9:30-10:4; Gálatas 3:19-24)
8. La Ley de Dios y la ley de Cristo
9. Cristo, la Ley y el evangelio
10. Cristo, la Ley y los pactos
11. Los apóstoles y la Ley
12. La iglesia de Cristo y la Ley
13. El reino de Cristo y la Ley
 
Usted es el 328167 visitantes (718031 clics a subpáginas) . ¿Conoces a Dios?
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=